La Gemoterapia se basa en el uso de gemas para promover una mejora en la salud de la persona. Las gemas usadas en Gemoterapia han seguido evolucionando a lo largo del tiempo, conjuntamente con la tierra y suponen una impronta química dejada por la evolución como almacenes que contienen los registros del desarrollo del planeta.

PiedrasTambién puedes consultar: ¿Qué técnicas de relajación existen?

Algunos han sido sometidos a enormes presiones y otros crecieron en cámaras profundamente enterradas por lo que cada gema tiene su propia composición, estructura atómica y vibración energética. Son estas variaciones las que hacen a cada gema única y permiten con su vibración el restablecimiento de la correcta energía del cuerpo, la mente y el espíritu.

El Instituto Gemológico Español define las gemas como “sustancias naturales inorgánicas que se utilizan en joyería y presentan las cualidades de belleza, durabilidad y rareza”. En su clasificación este Instituto incluye materiales sintéticos e imitaciones cuyo uso en Gemoterapia no suele contemplarse, aunque en esta terapia natural pueden encontrarse aplicaciones de ámbar, perlas o gemas similares, lo habitual es usar cristales (combinaciones de minerales en una estructura cristalizada) y minerales (elemento puro sin mezclar) por lo que podemos encontrarla también con el nombre de Cristaloterapia.

La Gemoterapia busca el restablecimiento del equilibrio mediante la aplicación y absorción de la vibración específica de cada gema, por lo que en su uso no tiene contraindicaciones siempre que se usen correctamente las gemas adecuadas.

Cualquier persona con una enfermedad o dolencia ya sea física, mental o espiritual puede usar la gemoterapia y obtener los múltiples beneficios para la salud que suponen restaurar su equilibrio interno sin importar la naturaleza de su enfermedad. Piedras 1

Con los distintos tipos de gemas (apuntado o terminado, pulido, en bruto, rutilado, estriado o pulido en tambor) la aplicación directa sobre el cuerpo de la persona asemeja una obra artística llegando al punto de crear mándalas de cristales con el fin de tratar a la persona.

Otros usos de la gemoterapia implican la meditación con cristales, la ingestión de elixires o el uso personal de gemas engarzadas a modo de talismán, protección o fuente de energía. Todos estos usos implican una adecuada formación por parte del practicante que debe conocer tanto las peculiaridades de cada gema como las necesidades específicas de la persona.

También puedes consultar: ¿Qué es la iridiología?

Fuente: Salud Terapia 

Comenta y se parte de nuestra comunidad