Los constantes cambios de temperatura o la alergia a ciertos componentes en el ambiente influyen en que seamos propensos a padecer de un resfriado. Si sientes los primeros síntomas o ya estás enfermo, estos remedios caseros que te sugeriremos te serán de mucha ayuda:

  • Jengibre: Por sus propiedades analgésicas, antibacteriales y antipiréticas, te hará sentir un alivio inmediato. Prepara una infusión picando una cucharada de jengibre, agrégala a una taza de agua hirviendo y, si gustas, añade un poco de miel y limón.
  • Solución salina: Para descongestionar el área y mejorar tu respiración, mezcla ¼ de cucharadita de bicarbonato y ¼ de cucharadita de sal marina sin yodo en una taza de agua tibia. Luego vierte un par de gotas en cada fosa nasal. Suénate la nariz suavemente.

 

ajo-contra-gripe-a-tu-salud

  • Ajo: Prepara una infusión de ajo picado (cuanto desees), miel y limón. El ajo es rico en alicina, componente que favorecerá a tu organismo a combatir la gripe y otras infecciones gracias a sus propiedades antisépticas.
  • Eucalipto: Vacía agua muy caliente en un contenedor en el que habrás añadido hojas de eucalipto y/o su aceite. Colócate una toalla encima de la cabeza para tratar de atrapar todo el vapor del eucalipto respirándolo. Esto abrirá tus vías respiratorias y aliviará la irritación de la garganta.
Más recomendaciones:

Vacúnate contra la gripe.

Lávate las manos frecuentemente con soluciones antisépticas y desinfectantes.

No compartas cubiertos o vasos.

 

cúbrete-para-estornudar-a-tu-salud

Cúbrete la boca con una prenda al estornudar o al toser.

Limpia cuidadosamente los alimentos crudos, y cocínalos con calor intenso para destruir los gérmenes.

Evita las temperaturas intermedias, consume las comidas o muy frías o muy calientes.

Limpia y desinfecta adecuadamente la cocina, al igual que los pañitos y esponjas, que pueden servir como criaderos de bacterias.

Desinfecta al menos semanalmente la superficie del inodoro.

Ventila las habitaciones y salas más concurridas, pero sin exponerte a las corrientes de aire, pues pudiera servir como medio de dispersión de microorganismos.

vitamina-C-a-tu-salud

Haz ejercicio, sin exponerte a bajas temperaturas.

Mantén una alimentación rica en vegetales y frutas naturales, especialmente cítricas como la naranja, ricas en vitamina C que potencia las defensas.

Toma abundante agua para hidratarte bien.

Ingiere vitamina E  en suplementos o en aceite de oliva y frutos secos, y la vitamina A en huevos y verduras, pues aumentan la respuesta inmunitaria, ayudando a combatir las infecciones de forma más eficaz.

Con información de Internet

También puedes consultar:

La gripe se puede prevenir naturalmente

Dile No a la gripe

¿Gripe permanente?

Comenta y se parte de nuestra comunidad