Regularmente cuando hablamos de grasas, instintivamente pensamos en que todas son malas para nuestro cuerpo y nuestra salud, porque para eso son grasas, pero la realidad no es esa y lo importante es saber la diferencia entre unas y otras.

El objetivo es conocer los diferentes tipos de grasas y sobre todo las más saludables para nuestra alimentación, las cuales debemos agregar en nuestra dieta de manera regular para que nos reporten beneficios.

¿Cómo diferenciamos las grasas buenas de las malas?

o todas las grasas son iguales ni van a causar el mismo efecto en nuestro cuerpo. Las grasas que se designan malas, sobre todo las trans, son las que esencialmente debemos restringir en mayor medida en nuestra dieta.

Dentro de este tipo de grasas trans, podemos hallar alimentos como la bollería industrial, fritos, pasteles, etc. Es decir,  general comidas que ni benefician nuestro cuerpo ni nuestra salud e inclusive pueden reducir los niveles de nuestro colesterol bueno (HDL).

Pero no todas las grasas son malas para nuestro organismo, de hecho existen ácidos grasos buenos que a pesar de reportarnos un alto aporte calorífico, por lo que hay que tomarlos de forma controlada, nos van a
reportar beneficios sobre todo a nivel cardiovascular y por eso hoy os planteamos algunos de estos alimentos.

Lee: ¿Qué es la dieta climariana?

Grasas buenas que debes incorporar en tu dieta

Pescado azul: salmón, sardinas, aranques y bonito. Todos ellos son alimentos grasos poliinsaturados y beneficiosos para nuestro cuerpo. Al mismo tiempo de aportarnos una buena dosis de proteínas, como es el caso del salmón, es una buena fuente de Omega3 para nuestra dieta.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de los beneficios del Omega3 a nivel saludable y de rendimiento deportivo, por lo que añadir este tipo de alimentos en nuestra dieta de forma regular va a ser una opción perfecta.

Si no somos muy apasionados del pescado, hay diversas formas de prepararlo y cocinarlo para darle un toque verdaderamente distinto a estos platos.

Algunos frutos secos: por ejemplo, las nueces, nos aportan grasas buenas y además son fuente de Omega3, fibra y proteínas. Debido a su alto aporte calórico es importante consumirlas de modo controlada..

Sin duda, una buena iniciativa para tomar como snacks a media mañana, después de nuestro entrenamiento habitual o incluso para acompañar nuestro postre.

nueces-y-frutos-secos-en-italiano

Aguacate: es una opción de fruta que dentro de su aporte calórico nos reporta ácidos grasos beneficiosos, en concreto, grasas monoinsaturadas. Al mismo tiempo de proporcionarnos antioxidantes, el aguacate es un buen aliado cardiovascular, así que incluye aguacate en tu dieta, ya sea tomándolo solo o en ensaladas.

Aceite de oliva: sin duda el oro líquido y pilar de nuestra alimentación. Debido a sus ácidos grasos monoinsaturados su poder calórico es bastante elevado, unas 900kcal/100g, por lo que es importante tomarlo con cierta restricción pero sin renunciar a tomarlo como un buen aliño de nuestras ensaladas.

Como verás no todas las grasas son malas, como se cree, sino que de igual forma existen alimentos que, a través de sus ácidos grasos, nos van a reportar beneficios. Sólo hace falta saber hacer una correcta elección de las que realmente necesita nuestro cuerpo.

También puedes consultar: ¿A dieta? Cuidado, el cuerpo necesita grasa

Fuente: vitonica.

Comenta y se parte de nuestra comunidad