La neuropatia es una enfermedad del sistema nervioso periférico, donde un alto porcentaje de personas con diabetes la desarrolla en algún momento de su vida. Las tres principales formas de  neuropatía o daños del sistema nervioso, que desarrollan los diabéticos son la periférica, la autonómica y la mononeuropatia. Siendo la más común, la periférica que afecta las piernas y los pies.

El doctor Mauricio Padilla, nutriólogo mexicano, del Centro de Investigación para la Salud para la ciudad de Monterrey – México. Señala que la neuropatía son tres problemas conjuntos que son: la retinopaia, la neurona y la nefropatía. Son problemas que se dan debido al reto central patológico que es un problema circulatorio que se da a través de una arterosclerosis, que es cuando se dificulta la circulación y la oxigenación  de los nervios periféricos, siendo la más común la de los pies, lo que origina el dolor, el cual son de muy difícil tratamiento. Esto ocurre por consecuencia de una diabetes no controlada.

A su vez, explica que “un paciente con diabetes puede derivar una neuropatía motivado a que los pequeños vasos sanguíneos que irrigan la nefronas en el riñón,  ojo o nervios periféricos no reciben oxigenación y se dañan, se atrofian, esto puede ocurrir cuando hay una insuficiencia renal, una ceguera o una neuropatía, a veces suceden las tres cosas en diferente grados, dependiendo del genoma y características peculiares del cada paciente”.

La diabetes ha aumentado su incidencia en el mundo y América Latina, por ellos la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que se espera que haya un aumento exagerado de la misma en los próximos años.  El especialista indica que “Investigadores internaciones indican que 9 de cada 10 casos de diabetes tipo 2 son opcionales, es decir, que no deberían de haber ocurrido. Ya que con un estilo de vida, nutrición, ejercicios, emociones, sueños y cómo enfrentamos los retos esto se puede aprender y evitar estos 9 de cada 10 casos”.

Lo más importante es el manejo adecuado de la nutrición y el ejercicio, “la nutrición juega un papel importante, ya que son los alimentos los que dan sustancias que favorecen la circulación. En algunos casos en que vemos que se está dañando el riñón uno puede activar la circulación en algunas partes del cuerpo y quitar la arterosclerosis del cuerpo, revertir la arterosclerosis vascular y mejorara la circulación en esa zona”, agrega Padilla.

Del mismo modo, indica que la neuropatía puede ser predecible, “ya que cuando el nivel de creatinina es de 1.6 a 1.2 y se pasa el nivel de 1.5 ya se puede hablar de una tendencia a la insuficiencia renal”. Añade que “se pueden hacer ajustes en la alimentación, utilizando alimentos para evitar esa progresión”.

Algunos de los alimentos que previenen estas neuropatías y que pueden resultar sanadores, dado que aumentan la oxigenación en la sangre son: el cacao puro, ya que es rico en polifenoles o flavonoides, se puede mezclar con algún edulcorante, como la estevia. Con respecto a las frutas, sugiere las de los colores oscuros y rojos como cerezas, fresas, moras, arándanos, etc. Además de vegetales como tomate, espinacas, acelgas, Es decir, un plato lleno de colores.  Ya que estas frutas son ricas en polifenoles o flavonoides  y los vegetales en carotenoides, siendo todos estos antioxidantes que son procirculatorias y protegen los tejidos.

Quienes deseen obtener más información pueden escribir a mpadilla@cies.edu.mx

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad