De amplia y constante manera se habla sobre los factores de riesgo asociados a la generación de algún tipo de cáncer. La mala alimentación y sus consecuencias, desnutrición y obesidad, es uno de los más importantes malos hábitos de vida que detonan sin lugar a dudas las enfermedades crónicas del ser humano, el cáncer entre ellas.

Entonces, para prevenir o dar marcha atrás a un “mal camino” que ya se ha andado entorno a los hábitos alimenticios, es vital la educación o reeducación del individuo en relación a lo que come.

Los padres son los que tienen esa primera responsabilidad con sus hijos: desde que nacen son los progenitores quienes deciden qué comerá, cuándo y de qué manera el bebé. Ahí ya le están enseñando la actitud que con el paso del tiempo adoptará como modo de vida.

padres-e-hijos-a-tu-salud

“Los padres son quienes deben fomentar buenos hábitos alimentarios y cuidar que la alimentación sea variada, equilibrada, sabrosa y atractiva para el niño(a), por ser el principal proveedor y maestro durante los primeros años de vida”, enarbola el programa “La Lonchera De Mi Hijo”, iniciativa de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV).

“La Lonchera De Mi Hijo” es una iniciativa de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, que busca orientar sobre la importancia de la alimentación y de la nutrición con calidad desde la niñez, esto con el fin de prevenir  algunas enfermedades asociadas a la mal nutrición que posteriormente inciden en la aparición del cáncer.

La Lonchera de Mi Hijo

 

“Nosotros estamos trabajando en la educación de la sociedad y con un programa de charlas que se ha ido desarrollando en las instituciones educativas. Estamos con colegios a nivel de bachillerato y universidades, pero también estamos haciendo un programa que está dirigido a niños desde la edad de preescolar”, refirió Morella Rodríguez, Gerente General de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, al referirse al programa “La Lonchera de Mi Hijo”.

Explicó que esta estrategia se dirige al niño, pero también a padres y docentes, para enseñar y destacar la importancia la buena alimentación y de la vida sana.

En ese mismo sentido, la institución venezolana que trabaja en la lucha contra el cáncer defiende este proyecto al decir que “tendrá enorme relevancia para futuras pautas de conducta el diseño de estrategias didácticas en el nivel de Educación Inicial, que tengan como foco de trabajo el reforzamiento de adecuados hábitos de alimentación teniendo como recurso a la lonchera”.

En la página web de la institución se encuentra un espacio dedicado a “La Lonchera de Mi Hijo”, aunque también se tiene acceso directo a través de http://www.laloncherademihijo.org/

LEA: Infografía | Preparando la lonchera para el regreso a clases

La SAV invitó a la Fundación Bengoa a participar en esta nueva etapa del programa, por sus fortalezas y experiencia en el desarrollo de programas y acciones de educación en nutrición dirigida a la población en general y a los grupos más vulnerables, en especial a los niños.

La Fundación Bengoa es responsable del diseño de la página “La Lonchera de Mi Hijo” y de la selección y /o producción de los contenidos de alimentación y nutrición que se transferirán a los usuarios.

“Es una página web muy interactiva donde el niño tiene oportunidad de hacer juegos y allí irá aprendiendo, desde muy temprana edad, cuáles son los patrones de una vida sana que le sirvan para la prevención de cualquier enfermedad”, describió la Gerente General de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

La Lonchera de Mi Hijo sección

Como una minúscula muestra de lo que el usuario puede encontrar en la página web de “La Lonchera de Mi Hijo” está una sección de Recetas Divertidas, Dibujos para Colorear (con formas infantiles de frutas), diversos temas de interés destacados como notas principales, las secciones principales “¿Por qué y para qué?”, “Padres”, “Docentes”, y muchos otros espacios.

Por ejemplo, en la sección “Padres” hay una variedad de notas importantes como la de “Pautas para armar una lonchera con desayunos o meriendas saludables”. En ella se puede leer:

“Recuerde que el desayuno y la merienda, son una excelente oportunidad para estimular en los preescolares el consumo de frutas y vegetales, que aumentan las defensas y protegen de las enfermedades. En la lonchera coloque alimentos saludables y agua. Evite el exceso de grasas, azúcares, sal y chucherías”.

LEA: ¿Desayuno o merienda? La mejor comida para estudiantes activos y saludables

La primera etapa de “La Lonchera de Mi Hijo” se focaliza en la educación nutricional del preescolar.

“Para la Sociedad Anticancerosa es muy importante tener programas que estén orientados a la población joven, porque obviamente mientras más temprano comiences a prevenir tendrás mucho más éxito con tu salud”, destacó Morella Rodríguez.

LEA: Mitos y realidades del cáncer

Agradecimiento:

Morella Rodríguez, Gerente General de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela

http://sociedadanticancerosa.org.ve/

Comenta y se parte de nuestra comunidad