accidentes-en-el-agua-a-tu-salud

Ríos, lagos, arroyos y piletas son las opciones para luchar con el calor y disfrutar el aire libre. No obstante, es preciso ser conscientes del riesgo y desplegar estrategias de prevención de accidentes en el agua.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que las muertes por ahogamiento son un problema de salud pública y estima que los ahogamientos son una amenaza grave de salud pública que se cobra la vida de 372 mil personas al año en el mundo.

Para conseguir una estadía en sitios turísticos con bienestar y evitar riesgos en período estival, se recomienda que los visitantes:

Si no conoce el lugar, antes de entrar al agua pregunte a los lugareños o haga un reconocimiento del curso de agua ya que los ríos cordobeses tienen diverso caudal, profundidad y comportamiento.

En lagos y embalses, la zona apta para bañarse y nadar suele estar delimitada por boyas.

Si va a la playa después de comer, espere hacer la digestión antes de sumergirte en el agua.

No consuma alcohol, porque genera pérdida de lucidez y de reflejos, lo que estimula la vulnerabilidad en el agua. El mayor porcentaje de ahogados se produce por esta causa.

Cuando el agua del río o arroyo se torna de color marrón y trae espuma, ramas, hojas o basura significa que la crecida está llegando. Aléjese pronto y resguardase en zonas altas; nunca lo haga en islas o piedras porque es posible que la crecida se incremente y así quedará aislado o podrá ser arrastrado.

Si ha llovido por varias horas, preste atención a lo que informen los medios de comunicación que regularmente advierten sobre las crecidas de los principales ríos.

Si no sabe nadar permanezca en las zonas bajas del río.

Antes de arrojarse al agua, hay que asegurarse de que no haya piedras en el lecho del río. Suelen pasar inadvertidas desde la playa o desde la superficie del río.

No cruce vados o puentes que se encuentren tapados por la correntada del agua, aunque parezca que se pueden pasar sin peligro. No se confíe.

Las operaciones de rescate en el agua son realizadas por personal entrenado. Evite riesgos: si no tiene preparación para auxiliar a quien está en peligro. Busque ayuda y dé aviso.

No arme una carpa en cercanías de ríos o arroyos ni en zonas bajas.

La mejor forma de saber dónde acampar, fuera de un camping, es observar con detenimiento la marca nivel de crecimiento de agua.

Daniel Rodríguez, entrenador de natación opina que “en lugares como Córdoba – Argentina, con tantos ríos cerca, saber nadar debería ser obligatorio para todos”.

Por su parte, Domingo Usin, Master en Cardiología Deportiva cree que asumir riesgos en el agua está más vinculado a una cuestión de saber o no nadar. “De todos modos –asegura–, saber nadar es siempre importante”.

Fuente: lavoz




Comenta y se parte de nuestra comunidad