Si deseas celebrar San Valentín de una forma apasionada, nada como pretender hacer realidad las fantasías sexuales de tu pareja. Por ejemplo, una buena manera de disfrutar una velada inolvidable pasa por preparar una bañera con sales, pétalos de rosas velas, champagne y fresas y a partir de ahí, bastará con dejar volar a la imaginación.

Si piensas que la mejor alternativa para que tu pareja lo pase muy bien en la cama pasa por innovar, recuerda que puedes hallar numerosos juegos que ayudarán a que hagas todo tipo de posturas en la cama, un dado del kamasutra y otras alternativas con la que es improbable no pasar un gran instante de pasión, diferente y especial. Ideal para celebrar San Valentín sin duda.

juguetes_sexuales_1-Lee: Cuando tu pareja no aparece en tus fantasías sexuales…

Si sabes que tu pareja siempre ha ambicionado que te disfraces para él, tal vez sea el momento de consentir esta fantasía. Lo más frecuente es que puedas localizar la indumentaria erótica en cualquier sex shop, por lo que bastará con sacar un poco de tiempo para comprarlo y verás cómo se queda maravillado con la idea.

Otra idea puede ser hacer una huida a algún destino inconfesable que signifique algo para ambos. Tener sexo en determinados lugares es una fantasía muy habitual y si tu pareja la tiene, San Valentín es un día perfecto para cumplir el ‘sueño’ de tu chico y manifestarle que tienes en cuenta siempre sus deseos.

Sin embargo, la clave a la hora de poder satisfacer las fantasías sexuales de tu pareja pasa siempre por conocer qué quiere y qué le gusta o, de lo contrario, podemos terminar metiendo la pata en lugar de cumplir una fantasía. La comunicación y la confianza para pedir algo es esencial en la intimidad. Así que ese es el primer deber que se ha de tener en una pareja en el plano íntimo.

También puedes consultar: Las fantasías sexuales y su efecto en la salud

Fuente: nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad