Se llama pie diabético al trastorno provocado por la enfermedad de las arterias periféricas que irrigan el pie, lo que compromete a menudo los nervios periféricos del pie, provocando una infección. Y por la oclusión de las arterias que llevan sangre a los pies se produce gangrena.Diabetes

También puedes consultar: Diabético: No desentienda su nutrición ni del ejercicio

El pie del paciente diabético es muy sensible a todas formas de traumatismos: el talón y las prominencias óseas resultan especialmente vulnerables. Los daños a los nervios periféricos provocan trastornos sensoriales, úlceras de la planta del pie, atrofia de la piel.

Es frecuente en los pacientes que las lesiones propias del denominado pie diabético trascurran sin dolor, debido a lo cual se suele agravar la lesión antes de que el paciente pida ayuda especializada.Diabetes 1

¡Evita lesionarte!
Sigue estos cuidados para evitar sufrir lesiones:

  • Cada día, los pies deben ser lavados en agua caliente a una temperatura soportable. Se deben secar con meticulosidad, prestando una atención especial a los espacios interdigitales (entre los dedos).
  • Las uñas de los pies deben cortarse con cuidado. Los pacientes con mala vista o manos temblorosas deben pedir a otras personas que se las corten. Las uñas no deben ser más cortas que el extremo del dedo.
  • Los pies deben ser revisados con frecuencia, buscando detenidamente zonas resecas y fisuras en la piel, sobre todo alrededor de las uñas y en los espacios interdigitales.
  • Si aparecen ampollas o infecciones, debe consultarse inmediatamente al médico.
  • No deben utilizarse bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos calcetines.
  • Pueden emplearse mantas eléctricas, pero deben apagarse antes de meterse en la cama.
  • Los zapatos deben ajustar bien (sin apretar) y ser confortables, dejando espacio para que los dedos descansen en su posición natural.
  • Los zapatos nuevos deben calzarse progresivamente, cada vez durante un tiempo un poco más largo.
  • Se deben utilizar calcetines de algodón o lana, mejor que de nylon. Deben ser de la talla adecuada y no tener zurcidos ni costuras que puedan producir presiones.

Diabetes 2También puedes consultar: Diseñan píldora de insulina para diabéticos

Si ya tienes lesiones…

  1. Es importante que siempre se realicen un examen detallado en ambos pies, con una inspección cuidadosa de los talones y los espacios interdigitales.
  2. El estado de la circulación, y sensibilidad deben evaluarse con detalle.
  3. Deben tenerse en cuenta la temperatura y el color de la piel, la respuesta vascular a la elevación del miembro, es decir si se producen cambios en el color según la postura de la extremidad, el cambio en la cantidad de pelo de la pierna.
  4. Una fotografía en color es útil para poder juzgar la progresión de la falta de riego.

También puedes consultar: Diabéticos deben ejercitarse 30 minutos diarios

Fuente: Geosalud