Los primeros meses de vida de un niño es inquietante para la madre o los familiares, ya que su sistema digestivo no se ha desarrollado totalmente y por ello, a la hora de la lactancia el infante puede tener irritabilidad en el tubo gástrico, es así como pueden producir gases, reflujos o estreñimiento.

La identificación de las dolencias

Lo primordial que debe hacer una madre es saber cuál es el malestar de su bebé.

Por el ejemplo, si tiene irritabilidad por los gases, esta puede estar acompañada de llantos y el niño podría extender y contraer sus piernas a la altura del estómago debido al dolor.

Si el caso es de estreñimiento, la madre podrá notar evacuaciones duras, que causan molestias como sangrado y lesiones perianales.

El doctor Jorge Higuera índica que la madre siempre debe asistir a un especialista, ya que muchas veces el pediatra puede  cambiar los hábitos alimenticios del lactante y otras opciones que ayuden al sistema digestivo en desarrollo.

Lee: Amamantar para preservar la salud del bebé

niños-a-tu-salud-

Foto: Alejandro Córdoba

Técnicas para alimentar al bebé

Nutrir solamente al infante con leche materna, alimentar al bebé en posición semisentado, golpear levemente en la espalda para que el niño eructe. También, aplica suave masaje en el abdomen. Otro consejo muy importante, es calmar al bebé para que no trague aire.

Fuente: Doctor Jorge Higuera / Mead Johnson

Comenta y se parte de nuestra comunidad