Las personas que padecen de gastritis y úlceras tienen un excelente aliado en la naturaleza: el brócoli. Este vegetal,  de origen mediterráneo, contiene sulforafano, una molécula con propiedades anticancerígenas y antimicrobianas que de acuerdo con investigaciones científicas ayuda a detener el crecimiento de las células malignas.

Además, tiene un alto contenido de vitaminas A, C, D y es rico en betacaroteno, en zinc, aminoácidos y  potasio.

Un estudio realizado por la Escuela de Medicina Johns Hopkins, en EE UU, reveló que comer dos gramos diarios de brotes de brócoli reduce las infecciones producidas por la bacteria Helicobacter pylori (H.pylori) causante de gastritis. Esta bacteria influye en la aparición del cáncer de estómago. Las coles de Bruselas o el repollo también contienen sulforafano.

beneficios-brócoli-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Lee: Medallones de brócoli veganos

Otro estudio publicado en Inglaterra por el Instituto de Investigación en Alimentos en Reino Unido reveló que bajas cantidades de vegetales crucíferos en la dieta, pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata y de que el cáncer localizado se vuelva más agresivo. Esta actividad anticancerígena también actúa contra el cáncer de mama, pulmón y colon.

El brócoli actúa activando genes que previenen el desarrollo de los tumores y desactiva otros que promueven la expansión del tumor. En general, las crucíferas además del sulforafano, contienen indol-3-carbinol, otra sustancia que tiene efectos anticancerígenos.

Lee: Salsa de brócoli y mejillones para una rica pasta

El brócoli también se recomienda en los casos de fibromialgia y lesiones por virus del papiloma humano.

Incluso, una investigación realizada por el Instituto del Cáncer Roswell Park demostró que las crucíferas podrían ayudar a los fumadores a prevenir el cáncer de pulmón, aunque sus efectos beneficiosos son superiores en los exfumadores.

Fuentes: Mundo-geo.es