Hoy en día está confirmado que tanto el uso de insulinas modernas como los análogos de insulina, aportan igualdad de beneficio a los pacientes. en términos de control del azúcar en la sangre.

Sin embargo, el cambio de uso de los análogos de insulina, denominada insulina humana, puede afectar el metabolismo, aumentar el riesgo de hipoglucemia y variaciones en el peso corporal.

La causa esencial de esto es que «la sustancia tiene un patrón similar  a la acción que tiene la hormona originada en condiciones normales por el organismo».

“Las ventajas del uso de análogos consiste en la disminución  de los cuadros de hipoglicemia, definida en parte por su tiempo de acción, el cual es más corto que con el uso de la insulina humana, es más rápida al inicio y no tiene picos”, dijo la endocrinóloga Daniella Wildman.

Por lo cual, lo recomendable ante cualquier cambio de tratamiento, porque esté resultando inefectivo o sea difícil de adquirir, debe consultarse con un especialista que haga el seguimiento adecuado al caso.

Fuente:  Daniella Wildman, Endocrinóloga

Comenta y se parte de nuestra comunidad