microcefalia-a-tu-salud
Foto. Reuters

La microcefalia es una enfermedad neurológica, que afecta la cabeza del bebé, haciéndola poseer un tamaño más bajo de lo normal a una edad establecida. Puede aparecer al nacer o medida que va pasando el tiempo, es decir, en su desarrollo.

¿Qué puede ocasionarla?

La microcefalia puede ser causada por múltiples enfermedades, e incluso por sustancias no adecuadas o dañinas en el desarrollo del feto. Algunas de esas enfermedades pueden ser:  Síndrome de Down, Síndrome de Cri Du Chat, Trisonomía 1 y Trionomía 18; infecciones virales en la madre (Rubeola, sarampión, toxoplasmosis y citomegalovirus); alcoholismo o drogadicción; diabetes o malnutrición; más envenenamiento por mercurio. 

Lee: Virus Zika provoca malformaciones en bebés

¿Cómo se diagnostica?

Puede diagnosticarse antes de nacer mediante una ecografía. Pero, a veces no se observa mediante este estudio.

¿Cuáles son los signos o síntomas?

El signo más notorio de la microcefalia es que el niño va desarrollando una cara desproporcionalmente larga y  frente hundida.

El  cuerpo está por debajo del peso normal y proporcionalmente mucho más pequeño.

La microcefalia también ocasiona convulsiones, retraso mental, retrasos en el desarrollo e hiperactividad, entre otros.

Tratamiento

Para esta enfermedad no hay ningún tratamiento en específico, ya que no se puede corregir.

Sin embargo, se debe aprovechar al máximo las habilidades de los niños tanto en la casa como fuera de ella, ya que así se promueve la independencia total y se aumenta su inteligencia.

Fuente: Todo papás

 

 

 

 

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad