Las dietas que se hacían en los 90, libres de grasas, probablemente perjudicaron el modo en que la las personas actualmente ven a los carbohidratos. Pero la verdad es que la grasa como tal no es la que provoca que la ropa deje de quedarte, sino la cantidad de alimentos que consumes y otros factores, que capaz ni sabes que influyen en tu peso. Es importante que tengas presente que tu cuerpo necesita cierta cantidad de grasa para trabajar correctamente.Aguacate-nueces-aceite-omega-3-grasas-buenas

Tu actividad física, edad y estado de salud determinan el nivel de grasa que necesitas. En general, para la mayoría de las mujeres, este sería el equivalente de cinco o seis cucharadas de aceite, provenientes de: aguacate, frutos secos, semillas, margarina, mayonesa, y aderezos para ensaladas.

Las-grasas-buenas

Lee: Las grasas trans también pueden causar endometriosis

Lee estos signos que te mostramos a continuación, y así descubrirás si estas o no estás tomando suficiente grasa:

  • Tienes mucha hambre, incluso después de comer. Esto significa que tu cuerpo está tardando menos tiempo en digerir lo que comes, al contrario de lo que pasa con las grasas, que te mantienen satisfecha por más tiempo.
  • Tu piel se queja. Si está seca y sin brillo, la falta de grasa en tu dieta podría tener la culpa. Rompe los mitos y reconoce que la grasa saludable ayuda a absorber las vitaminas solubles de otros alimentos que ingieres, manteniendo la humedad en la piel.

066

  • La menstruación es bastante irregular. Tu cuerpo utiliza tu dieta para regular las hormonas, por lo que, si no tomas la suficiente grasa que necesitas, esto puede afectar a tu ciclo mestrual.
  • No puedes concentrarte. Un gramo de grasa contiene el doble de calorías que un gramo de proteínas o hidratos. Aunque es posible consumir suficientes calorías a partir de hidratos y proteínas, aquellas personas que cuidan mucho su alimentación evadiendo calorías, podrían estar olvidando el mínimo de grasas a consumir.grasas-3
  • Estás angustiada y estresada. Puede que haya otros factores de por medio, pero la evasión del Omega-3 y Omega-6, puede hacerte sentir grandes bajones en tu ánimo.
  • Estás en forma, pero no puedes más después de 20 minutos de ejercicio. Si haces ejercicio regularmente, pero te cansas más de lo habitual, tu dieta podría estar influyendo. Durante el ejercicio tu cuerpo quema los carbohidratos de la comida primero, después las calorías de la grasa para mantenerte en movimiento.
  • Te falla la memoria. Los estudios realizados en gente adulta mayor, sugieren que las dietas con más grasa pueden ayudar a la memoria.

Fuente: Cosmohispano

También puedes consultar:

Grasas que te ayudan a perder peso

No todas las grasas son malas

Comenta y se parte de nuestra comunidad