Las zancadas o lunges son uno de los mejores ejercicios a la hora de ejercitar tus glúteos. Si no los conoces entonces es hora de que los incluyas en tu rutina de ejercicios. Te recomendamos hoy algunas opciones para que puedas presumir de un trasero de infarto.

También puedes consultar: Ejercicios Funcionales Combinados

Al poco tiempo de haber comenzado notarás como tus cuadríceps queman después de hacerlas. Apúntate a las zancadas porque vas a notar sus beneficios antes de lo que piensas. Para que tengas claro de lo que hablamos te contamos los tipos de zancadas que tienes para hacer.

También puedes consultar: Extraordinarios ejercicios que puedes realizar con una silla

Tipos de zancadas

Un paso corto incrementará la carga en los cuadríceps; uno más largo lo acentuará en tus glúteos e isquiotibiales.

  • Zancada básica. Cómo ya te hemos explicado, ahora solo te queda empezar a practicar la zancada. Si tienes alguna duda siempre puedes ver la ejecución del movimiento completo en el vídeo que te mostraremos más abajo en el artículo.
  • Zancada elevando la pierna. Cuando terminas la zancada debes apoyarte sobre una pierna flexionando la otra en arco de 90º.
  • Zancada con giro. Con una pequeña mancuerna giras tu tronco al final del movimiento en el lado de la pierna que se mantiene en paralelo al suelo. Una opción perfecta para los músculos de la cadera.
  • Zancada sobre banco. Con una pierna apoyada en un banco realiza la zancada básica. Aquí trabajas también los gemelos. Puedes hacerla con mancuernas para incrementar la dificultad.
  • Zancadas con salto. Haces una zancada al estilo tradicional e inmediatamente, de un salto, ejecutas con la otra pierna. Requiere mucho equilibrio, así que ten cuidado.

Fuente: Mujerhoy

Comenta y se parte de nuestra comunidad