La flacidez que surge en la piel luego del parto, crea la necesidad de recobrar nuestro peso ideal y fortalecer la zona abdominal. Primordialmente los músculos centrales del abdomen, ya que son los más aquejados durante el embarazo.

Para ello se exhorta iniciar con los ejercicios pos-parto a partir de la sexta semana. Un elemento que debe tomarse en cuenta antes de ejecutarse es si la madre va a dar pecho. De ser así se sugiera dar de comer al bebé antes de efectuar ejercicio, dado que hay estudios revelan que el sabor de la leche materna puede tomar un sabor ácido. A su vez, los ejercicios deben ir acompañados de buenas prácticas alimenticias.

A continuación te ofrecemos algunos  ejercicios que te ayudan a tonificar tu figura y a disminuir la grasa abdominal después del parto:

Caminar

Para empezar a quemar calorías y rescatar nuestra condición física luego del parto, lo mejor es salir a caminar, y consecutivamente salir a correr o andar en bicicleta.

Foto: Alejando Córdoba

Foto: Alejando Córdoba

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel radican en hacer contracción para prevenir las molestias y dificultades en la musculatura del piso pelviano.

Ejercicios para espalda

Ubicar el cuerpo en cuatro y arquear la espalda hacia arriba y abajo conservando la posición por varios segundos.

Lee: Cómo ejecutar adecuadamente los ejercicios en el gimnasio

Músculos abdominales

Recostarse boca arriba con las rodillas flexionadas y tratar de tocar con los dedos las rodillas.  Conservar esa posición el tiempo posible.

Foto: Alejando Córdoba

Foto: Alejando Córdoba

Ejercicios para piernas

Acostarse en posición vertical y elevar la pierna por algunos segundos.

Hacer pesas

Las pesas van a favorecer la pérdida de grasa por el ejercicio cardiovascular  y fortalecer los músculos.

Una de las costumbres que es significativa para rescatar tu figura luego del parto, es dormir bien, ya que al descansar se consiguen mayores niveles de energía y se acelera el metabolismo.

Debes  tener una hidratación adecuada  y toma mucha agua, ya que un cuerpo deshidratado no es competente de quemar las grasas.

Consume proteínas, esto ayudará a que tu cuerpo controle el apetito y acelere el metabolismo.

También puedes consultar: Hiit en cinco ejercicios

Fuente: starmedia.

Comenta y se parte de nuestra comunidad