La inflamación de riñón o nefritis es un padecimiento muy frecuente. Generalmente motivado la presencia de determinadas toxinas que proceden de una infección, a un nivel elevado de ácido úrico, o a una enfermedad asociada. Se resuelven bien con antibióticos, bajo supervisión médica.

Ahora bien, a la hora de curar una nefritis es muy apropiado que cuidemos nuestros hábitos de vida y nuestra alimentación.

Remedios naturales
Infusión de ortigas

Las ortigas poseen como primordial virtud servir como depurativo de toxinas y protectoras renales. Podemos tomar dos infusiones diarias para limpiar la sangre y disminuir esa almacenamiento de toxinas en los riñones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ortigas (5 g)
  • 500 ml de agua

Preparación

Poner a hervir este medio litro de agua para después, añadir los 5 gramos de ortigas y permitir que hierva. Bébelo a temperatura ambiente, un primer vaso por la mañana y otro a media tarde. Te servirá de ayuda para sanar la inflamación de riñón.
Ortiga-500x335

Jugo natural de zanahoria

Algo tan simple como tomar un vaso de jugo de zanahoria al día puede ayudarte a lidiar con la inflamación de riñón junto con el tratamiento que te prescriban. La zanahoria natural te va aportar ricas vitaminas para fortalecer y depurar el riñón.

Ingredientes

  • 1 zanahoria
  • El jugo de ½ limón
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

Comenzamos limpiando bien la zanahoria. Adquiere el jugo de medio limón y reserva.

Luego solo tendrás que licuar esa zanahoria. Si ves que es muy pequeña no dudes en agregar una más. El último paso es sencillo: combina el agua, el jugo de limón y el de zanahoria para conseguir un licuado bien homogéneo que puedes endulzar con miel.

Bebe cada mañana con el estómago vacío hasta que remita la infección.

Lee: 5 modos sencillos de limpiar tus riñones

Jugo de arándanos

El jugo de arándanos es un depurativo natural que limpia bacterias y trata infecciones del tracto urinario. Puedes prepararte un jugo cada día.

a363

Infusión de jengibre

El jengibre posee elementos que actúan igualmente que los antiinflamatorios. Es, por tanto, un remedio natural que nos será muy ventajoso para tratar la inflamación de riñón gracias a su capacidad para impedir las prostaglandinas, que desencadenan los procesos inflamatorios.

Basta con que te hagas cada tarde una sencilla infusión con media cucharadita de jengibre con un vaso de agua.

La quercetina

La quercetina es  un flavonoide y un compuesto antiinflamatorio natural que podemos hallar en frutas y verduras. Es muy útil para reducir la presencia de bacterias y favorecer la depuración de toxinas.

Así que la próxima vez que sufras una inflamación de riñón o una nefritis, no dudes en ingerir los siguientes alimentos: Cebollas, ajos, manzanas, peras, cerezas, coles de Bruselas, espinacas y mangos.

Foto: Alejandro Córdoba

Foto: Alejandro Córdoba

Lee también: El potasio en la dieta previene dificultades en los riñones y el corazón en los diabéticos

Uvas rojas

Las uvas en general, y más las uvas rojas, son muy ricas en antioxidantes y vitamina A y C. Estos componentes resultan muy beneficiosos para tratar procesos de inflamación e infección del tracto urinario y los riñones. No dudes en ingerir la uva con su piel, puesto que es aquí donde se hallan gran parte de sus beneficios.

Infusión de perejil

La infusión de perejil es un remedio depurativo que nos ayuda a impulsar la función de los riñones y a luchar con las inflamaciones e infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de perejil (5 g)
  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

Calienta ese litro de agua y, cuando veas que ya ha llegado a ebullición, agrega ya los 5 gramos de perejil. Permite que se haga la infusión a lo largo de 20 o 25 minutos. Pasado ese tiempo, añade los 25 gramos de miel para que el sabor sea un poco más agradable.

Pon este remedio natural en una botella de cristal y guarda en un lugar fresco lejos de la luz del sol. Toma a lo largo del día. Lo ideal es que sigas este tratamiento durante tres días seguidos.

Foto: Alejandro Córdoba

Foto: Alejandro Córdoba

Ejercicio al aire libre

Sufrir una infección de riñón hace que nos sintamos más cansados y agotados. Sin embargo, y en la medida que nos sea posible, sería muy recomendable que saliésemos un poco todos los días al aire libre. Pasea por un parque, por el campo o la playa.

El aire fresco y natural es muy conveniente para tratar infecciones y para acelerar las convalecencias. Procura no cansarte y disfruta de esos pequeños instantes de tranquilidad.

También puedes consultar: El hinojo, depurativo natural ideal para el hígado y los riñones

Fuente: mejorconsalud