Si usted es de las personas que se preguntan sobre cómo adelgazar y tener un peso saludable, a continuación le explicaremos cómo llegar a ese anhelado peso ideal, a través de la dieta de los  21 días.

Thabata Muñoz, nutricionista y dietista, señala que la dieta de los 21 días es saludable siempre y cuando asistan a un nutricionista que elabore un plan personalizado y haga metas realistas. Lo saludable es que se pierda entre un kilo o kilo y medio de grasa corporal por semana, más no agua o masa muscular. Esto bajo estricta vigilancia del especialista. En la dieta no se debe excluir grasas, carbohidratos o proteínas.

“Uno de los errores más frecuentes es seguir dietas de personas no especializadas en el área. Las dietas no son iguales para todo el mundo, ya que cada quien debe seguir una dieta personalizada, dado que  tiene un requerimiento y un ritmo de vida diferente al otro”, expresa Muñoz.

Asimismo, indica que en el caso de hacer una dieta muy hipocalórica y que no se adapta al estilo de vida del paciente va a originar agotamiento, cansancio, estrés, mal humor, entre otros. Y ese no es el sentido de  una dieta, “la idea no es para que el paciente se sienta con dolores de cabeza y débil, sino que cubra con su requerimiento energético para que se sienta activo y  a la vez vaya perdiendo peso de manera saludable”.

Por su parte, el efecto rebote se genera por dietas “ficticias”. Ficticias porque se pueden cumplir por dos semanas cuando mucho y de manera de “emergencia”, un ejemplo de ello son las dietas liquidas. “Los pacientes están en el furor de los jugos detóx, estos jugos son para desintoxicar más no para adelgazar”. Además agrega Muñoz que si los jugos no son preparados en el momento no sirven de nada, porque la fruta se oxida, pierde sus vitaminas y la fructosa aumenta a lo largo del día. Es decir, consumes más azúcar que no se tenía previsto.

Con respecto a las dietas exprés, expone que son perjudiciales ya que restringen los carbohidratos y grasas. Los cuales son necesarios por ser parte de nuestro organismo.

A su vez, la especialista se refiere al consumo de fibra como muy buena para mejorar el tránsito intestinal y ayuda a tener saciedad. Sin embargo, “el consumo de fibra en exceso, sino se toma suficiente liquido puede causar estreñimiento. Por ello, la recomendación debe ser, consumir fibra y suficiente líquido”.

Muñoz explica que en las dieta de 21 días los errores más frecuentes son planes que, no se adaptan a la alimentación del venezolano, con alimentos sumamente costosos y que no se consiguen. Son planes que hacen pensar que es imposible adelgazar, porque para adelgazar hay que tener dinero, y no es así. Añade que “El secreto de todo, es comer en las raciones justas para tu organismo, que sea de calidad, aporte nutrientes y no calorías vacías”.

La especialista revela que el daño orgánico más usual en las personas que se han sometido a este tipo de dieta es, la frustración.  Lo cual apunta como “terrible”, ya que “la idea es que el paciente se sienta cómodo y que se le está ayudando, que se va de la mano con él en su problema, que es el sobrepeso u obesidad”. Se deben hacer metas realistas para 21 días, “una persona con obesidad clase 1 o 2, no puede perder esa cantidad de kilos en eso tiempo, luego ese paciente debe seguir un control nutricional para aprender a comer, para que estos hábitos que se implantan queden para el resto de su vida”.

Quienes deseen saber más sobre esta dieta pueden escuchar el siguiente audio. soundcloudatusaludenlinea

Fuente: ATS

Comenta y se parte de nuestra comunidad