A medida que los niños van creciendo su curiosidad sexual se va haciendo más activa. Van observando su cuerpo y se tocan o palpan sus genitales, es por ello, que los padres se deben tomar este tema con calma, ya que es completamente normal.

Esta indagación comienza a partir de los 5 años de edad, cuando el niño se da cuenta que tiene órganos sexuales, esto, hay que hablarlo con total naturalidad y con un lenguaje sencillo para que así vaya identificando lo que es género femenino y masculino. También se le debe explicar qué es el vello púbico, la primera menstruación, el cambio de voz, el crecimiento de las mamas, entre otros.

Uno de los factores más importantes es el aseo personal. “La madre tiene que enseñar a su hija o hijo a limpiarse, para que no haya contaminación de ningún tipo”, explicó la Uróloga Dhelma Pellin en una entrevista para A Tu Salud radio.

Un tema muy amplio e interesante y puedes escucharlo a través de una entrevista con la doctora Dhelma Pellin.

Comenta y se parte de nuestra comunidad