café-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Estos alimentos pueden interferir en tu vida sexual:

1. Helado

El ácido láctico, y otros elementos destructores del oxígeno presentes en los lácteos, podrían reducir la libido. De todas formas, no erradiques el calcio de tu dieta.

2. Queso

Al ser un derivado de la leche de vaca (que podría contener hormonas sintéticas), podría interferir con la producción natural de hormonas sexuales, como el estrógeno y la testosterona.

dulces-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

 

3. Carbohidratos refinados

Los azúcares presentes en ellos no solo harían que él gane peso, sino que podrían elevar sus niveles de estrógenos y bajar los de testosterona, tal como recopila la revista Men´s Fitness.

4. Ostras

Si bien son una conocida fuente de zinc (mineral asociado con la creación de hormonas y la sensibilidad del clítoris), también podrían ser tóxicas, advierten los doctores Anna Maria y Brian Clement en la revista Fitness.

5. Chocolate

A pesar de su fama afrodisíaca, este ingrediente también

cerveza-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

disminuiría los niveles de testosterona, de acuerdo con Hirt.

6. Café

Podría agravar algunos problemas de ansiedad preexistentes, y reducir tu deseo sexual, señalan los expertos en salud mental Birgit M. Fisher y Gary Martz en la revista Men´s Fitness.

7. Carne

Pese a que proporciona proteínas y zinc, podría afectar la circulación sanguínea y la función sexual, tal como explica la revista Health.

8. Alcohol

Aunque el alcohol podría ayudarte a juntar coraje en una cita, también podría dañar tu desempeño en la cama, al disminuir la testosterona y afectar el funcionamiento sexual, apunta Hirt.

frituras-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba
9. Frituras

Los alimentos cocinados de este modo contienen altos niveles de grasas perjudiciales, que podrían acumularse en las arterias y afectar la circulación sanguínea, detalla Health.

Fuente: www.yahoo.com

También puedes leer:

Deseo sexual de vuelta

Comprométete con tu salud sexual

Falta de deseo sexual no siempre tiene origen psicológico

Comenta y se parte de nuestra comunidad