café
Foto referencial

Una investigación de la Universidad de California (UCLA) descubrió que las mujeres responden mejor al estrés cuando comparten con sus amigas las situaciones que les perturban e inquietan.

Los amigos son trascendentales en el desarrollo de las personas, pues sirven de compañía y ayuda en distintos periodos de la vida. Por lo mismo, las amistades resultan beneficiosas para la salud.

 Compartir emociones y sentimientos con las amigas es una válvula de escape para aliviar los problemas. Igualmente  las personas se sienten liberadas y apoyadas, numerosos estudios señalan que tener amigas es bueno para la salud física y emocional.

Michael J. Rosenfeld, profesor  de la Universidad de Stanford, señala que «Una de las mejores cosas que un hombre puede hacer por su salud es estar casado con una mujer, mientras que para una mujer, una de las mejores cosas que puede hacer por su salud es cultivar sus relaciones con sus amigas”.

En su investigación manifiesta que tener amigas es bueno para la salud porque ayuda a la producción de serotonina, un neurotransmisor que provee una sensación de bienestar general.

Lee: Trastorno afectivo estacional ¿una depresión?

frases-que-debes-evitar-a-la-hora-de-consolar-a-una-amiga 1

 Amigas vs estrés

 Una investigación de la Universidad de California (UCLA) halló que las mujeres responden mejor al estrés cuando comparten con sus amigas las situaciones que les afectan e inquietan.

 En el estudio se identificaron sustancias químicas originadas por el cerebro que ayudan a crear y conservar lazos de amistad entre las mujeres: cuando la hormona oxitocina es liberada (como parte de la reacción de ellas frente al estrés), se da la necesidad de agruparse entre mujeres y apoyarse.

Y cuando esto ocurre, se origina una cantidad aún mayor de oxitocina que reduce el estrés más agudo e induce un efecto calmante.

 En los hombres no es igual

 Los beneficios para la salud que el tiempo en amigas brinda, no aplica de igual manera para los hombres. Esto se debe a que hay una gran discrepancia entre en el modo en la que un hombre se relaciona con sus amistades masculinas, y la forma en la que una mujer se relaciona con sus amistades femeninas.

Los hombres suelen constituir sus amistades alrededor de actividades como deportes y pasatiempos. Es rarísimo ver que un hombre se junte a tomar un café con un amigo tan sólo para conversar de sus sentimientos y de su vida personal, mientras que esto es algo que las mujeres hacemos con mucha facilidad.

También puedes consultar: ¿Problemas con tus hijos en la escuela?

Fuente: .americaeconomia.

Comenta y se parte de nuestra comunidad