El running es un deporte que, en la actualidad, va sumando cada vez más seguidores. Ahora con mayor frecuencia vemos mas personas interesadas por esta modalidad, que se animan a empezar a correr. Si eres novato, posiblemente este artículo te venga muy bien. Cuando recién se inicia con el running, una de las preguntas que brotan es: ¿por qué duele tanto el cuerpo cuando se comienza a correr? A continuación, te contamos algunas de las posibles razones, sin embargo no son las únicas.

Posiblemente  estés corriendo más rápido de lo que debieras: la velocidad suele ser una de las dudas de los novatos, si bien no tendría porqué ser un problema. Fundamentalmente, deberías correr a la velocidad que tu cuerpo y estado físico permitan: al principio, debería ser más bien un trote o a un ritmo ligero.

Nunca deberías empezar corriendo rápido, ya que no solo te agotarás, sino que, igualmente, podrías lesionarte. De a poco, irás aumentando el ritmo a medida que amplíes tu resistencia. Una buena manera para saber si lo estás haciendo bien, y no sobre-exigiéndote es ejecutar el test del canto. ¿En qué consiste? En cantar una estrofa mientras cantas sin ahogarte.

Lee: ¿Qué tipo de zapato debo usar para correr?

Foto: Alejandro Córdoba

Foto: Alejandro Córdoba

Otro motivo es que estés prolongando excesivamente tus primeros entrenamientos: si tu interés es iniciar con buen pie, tendrás que medir el tiempo de trote. Lo sugerido es comenzar de a poco y paulatinamente incrementar el tiempo y la distancia. Inclusive, se podrá ir intercalando minutos de trote con minutos de caminata para ir perfeccionando la resistencia, de a poco.

Pero, asimismo, puede ser que estés corriendo con una técnica inadecuada: gran parte de los principiantes no se inquietan por la manera en que corren, lo cual es un error. A decir verdad, la forma en que corres sí es significativo: Si bien, no hay una manera única, hay ciertos parámetros que valdría la pena conocer, por ejemplo: apoyar el pie en cada zancada con el metatarso, no con el talón; aterrizar suavemente debajo de la línea de la cadera; no tensionar hombros ni cuello; mantener el cuerpo estirado y la mirada hacia arriba; entre otros.

Otro motivo  por el que tu cuerpo duele es: Correr más veces de lo conveniente para tu estado; la periodicidad debe ajustarse de tal manera que dejes tiempo libre, de por medio, para que tu cuerpo pueda recobrarse adecuadamente. Esto es algo que siempre debes respetar. ¡Qué no te gane la ansiedad!

También puedes consultar: Ejercicios que te harán correr más rápido

Fuente: .nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad