Anótate a una sesión de pilates y verás cómo conseguir tu objetivo de obtener un vientre plano es mucho más sencillo y efectivo. Entre los muchos beneficios que la práctica de pilates reporta, se incluye la de ayudar a recobrar la silueta.

El vientre es, sin duda, una de las zonas corporales más insurrectas. ¿Cómo lograr un vientre plano? No hay una fórmula milagrosa, pero sí una mezcla perfecta para lograrlo: una dieta sana y nivelada (baja en calorías, grasas y azúcares) y realizar ejercicio. Para acentuar el trabajo en la zona del vientre, puedes contar con un atrayente socio; la práctica de pilates.

A continuación te daremos  algunos ejercicios fundamentales que, puestos en práctica, te ayudarán a modelar la zona del vientre y a lucir cintura. Ejercicios que además lograrás efectuar tanto en el gimnasio como en casa. Ya no tienes pretexto para ponerte en forma.

Ejercicios para un vientre plano

Ejercicio 1: Conviene comenzar por un ejercicio de calentamiento, para evitar posibles facturas o contracturas. Tumbada boca arriba, con el cuerpo totalmente estirado y con los brazos pegados al cuerpo. Levantamos las piernas, haciendo un ángulo de unos 45 grados y contrayendo el abdomen. A continuación, levantamos los brazos de forma alternativa, primero el derecho, luego el izquierdo.

Al realizar este ejercicio controla la respiración. Recuperamos la posición inicial.

2345_2

Lee: Pilates Piso: Para tonificar y reafirmar tu cuerpo

Ejercicio 2: Para trabajar la zona del abdomen. Tumbada boca arriba, levanta la pierna derecha haciendo un ángulo de 90 grados. Contrayendo el abdomen, ejecutamos movimientos circulares hacia la derecha, y después cambiamos a la izquierda. Repetir el ejercicio 10 veces y cambiar de pierna.

Ejercicio 3: Ideal para trabajar el abdomen, glúteos y brazos. Tumbada boca arriba, flexiona una pierna hacia el pecho. La otra la dejamos extendida, un poco suspendida en el aire. Conservar la postura durante unos segundos y recuperar la posición inicial. Cambiar de pierna. Repetir el ejercicio 10 veces con cada pierna.

pilates-beneficios-mujeres

Ejercicio 4: Tumbada boca arriba, flexiona las piernas hacia el pecho, intentando abrazarlas mientras inhalas. Mantener la posición un segundo y, al tiempo que exhalamos el aire, estirar las piernas y los brazos. Repetir 10 veces.

Ejercicio 5: Tumbada boca abajo, levantamos un poco un torso y estiramos los brazos y las piernas al mismo tiempo. Estirar el cuerpo todo lo que podamos. Conservar la posición unos segundos y recobrar la posición inicial. Con este ejercicio se trabaja directamente el abdomen.

Unos sencillos ejercicios que te ayudarán a quemar grasa y trabajar las zonas más rebeldes, sin necesidad de moverte de casa, ya que los puedes experimentar en el momento que mejor te convenga. Debes tener presente que es importante acompañar la práctica de ejercicio físico con una dieta apropiada para conservar el peso ideal.

También puedes consultar: Diferencias entre el Pilates Matwork o Reformer

Fuente: ellahoy.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad