Desde hace unos años se tiene la creencia de que esta variedad de sal, es más saludable por ser natural y tener menor contenido de sodio. Sin embargo, todas las variedades tienen casi las mismas propiedades, ya sea la de mar obtenida por evaporación del agua salada, como la refinada que se obtiene de los depósitos naturales.

Sales para escoger
La sal marina, la sal rosa del Himalaya y la flor de sal son cada día más populares en el universo gourmet, pues muchos piensan que tienen más minerales, más sabor y menos sodio.

sal-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Estas propiedades serían más beneficiosas para la salud, y por eso es que se venden a un precio mucho más elevado que las comunes.

Pero para tu información esto es solo un mito o mejor dicho una moda, ya que todas las variedades de sal tienen la misma composición y características químicas.

Un estudio del Reino Unido realizado por la entidad Consenso en la Acción sobre la Sal y la Salud (CASH) analizó varios tipos de sal y el contenido de sodio resultó ser idéntico en todas. Esta organización quiere advertir a los consumidores que no se dejen engañar por las grandes casas productoras de alimentos, porque la sal es sal, sin importar su precio y su procedencia.

Lea también: Descubre 6 beneficios de la sal de higuera

¡Atención!
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos consuman diariamente no más de 2 gramos de sodio, lo que equivale a una cucharadita de sal de mesa de 5 gramos. Esto ayuda a evitar fallas cardiacas, hipertensión y riesgo de accidentes cerebro-vasculares.

Las personas con hipertensión, adultos, mayores y afroamericanos deben reducir su consumo a no más de 1,5 gramos diarios. A pesar de las advertencias, el estadounidense promedio ingiere de 2,9 a 4,3 gramos al día.

Fuente: Univisión

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad