Todo empieza en el supermercado: el volumen de la compra debe ser acorde al consumo en el hogar, se debe evitar que los alimentos permanezcan almacenados durante mucho tiempo.

Lo siguiente consiste en aprovechar al máximo el vegetal. Acostúmbrate a comerlo con sus capas externas siempre que te sea posible. Si te desagrada, te hacemos estas sugerencias en cuanto a la limpieza:

  • Lava los vegetales enteros, córtalos después.
  • Evita exponer las frutas y verduras a la luz, el calor, el oxígeno o un remojo dilatado; esto puede reducir sus nutrientes.
  • Pela el alimento justo antes de su preparación o consumo.

Luego de haber lavado los vegetales, procura no cortarlos en exceso, ya que cuanto más se pican, más contacto hay con el agua, y pierden más nutrientes. Trata de aprovechar el agua en donde cocinas tus vegetales para preparar alguna salsa, sopa o puré, a excepción de que estés cocinando acelgas, remolacha o espinacas.

minimizar-perdida-nutrientes-al-cocinar2-a-tu-salud

Descubre las diferencias entre:

  • Cocer: Debe ser en un tiempo controlado y con una cantidad mínima de agua. Evita el remojo.
  • Guisar: Provoca grandes pérdidas de nutrientes, pero no mayores que al hervir.
  • Cocer a presión: Se conserva el valor nutritivo mejor que durante el guisado o el hervido.
  • Hervir: Debes agregar los vegetales cuando el agua este hirviendo, no antes.

Fuente: Analítica

También puedes consultar: Uvas, obesidad e infertilidad pueden estar relacionadas

¿Quieres ser vegetariano?

Comenta y se parte de nuestra comunidad