Aunque el Trastorno Bipolar comienza generalmente entre los 15 y los 20 años, los niños también pueden verse afectados por esta condición. Así nos lo indica el Dr. Luis Madrid en el siguiente video

La causa exacta se desconoce, pero se presenta con frecuencia en parientes de personas que padecen dicho trastorno.

 Los niños que sufren este trastorno  experimentan cambios inusuales en su estado de ánimo. A veces se sienten muy felices y “animados” y son mucho más activos que de costumbre. Esto se llama manía. Y a veces, se sienten muy tristes y “deprimidos” y son mucho menos activos que de costumbre. Esto se llama depresión.

El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos normales que experimentan todos los niños. Los síntomas bipolares son más potentes. La enfermedad puede hacer que a un niño le resulte difícil desempeñarse bien en la escuela o llevarse bien con sus amigos y familiares. La enfermedad también puede ser peligrosa. Algunos jóvenes intentan hacerse daño o suicidarse.

Los niños y adolescentes que sufren del trastorno bipolar deben recibir tratamiento. Con ayuda pueden mejorar y llevar vidas exitosas.

Fuente:  www.nlm.nig.gov

Comenta y se parte de nuestra comunidad