Si quieres conservar una buena salud mental, trata de reducir los siguientes hábitos:

1.- No perdonar a los demás: Muchas personas cotejan el perdón con el olvido. El verdadero perdón significa que se está admitiendo que se libera del resentimiento de haber sido lastimado.

El perdón no minimiza la maldad de las acciones de alguien. Sencillamente le permite no ser herido ya por ellos. El perdón está coligado con la depresión reducida, el estrés, la hostilidad, la mejora de la autoestima e inclusive la salud física. Cuando nos fijamos en sus beneficios, vemos que se trata de ser amable con nosotros mismos, no haciendo un favor a otra persona.

perdonar_

Lee: Recomendaciones para mantener los pensamientos positivos

2.- No es perdonarse a sí mismo: Lamentar la vergüenza y la culpabilidad de una falla te puede acosar durante años. Y el consiguiente pensamiento negativo, el estrés y la perspectiva pesimista de la vida puede instaurar una dinámica que hace que veamos el mundo de una forma amarga. Perdonarse a sí mismo se ha confirmado que ayuda a reducir los sentimientos de depresión.

3. Pensamientos radicales, de «todo o nada»: Es extraordinaria la asiduidad con que el pensamiento de «todo o nada» parece subyacer en tal diversidad de estados psicológicos no saludables. Del pánico a la baja autoestima, del perfeccionismo a la desesperanza. ¿Estás sustancialmente incómodo con tonos de gris, y prefieres las cosas más blancas y negras? Eso podría ser bueno para la organización de un armario, pero cuando se trata de cómo se resuelven las cosas malas que ocurren, lo que puede hacer es daño.

También puedes consultar: Las emociones requieren manifestarse

Fuente: diariouno

Comenta y se parte de nuestra comunidad