Foto. Alejandro Córdoba

El pan es una fuente de hidratos de carbono, fibra, vitaminas, minerales y proteínas, por lo que siempre ha sido un alimento primordial para cubrir los requerimientos nutricionales y energéticos del hombre. Sin embargo, sobre él pesa uno de los más temidos mitos: el pan engorda. Pero no es así.

Es un mito que ha calado tanto que ha intervenido en la reducción de su consumo. Hace unos años, durante la celebración del simposio «Pan y Salud», creado por la Unión Internacional de la Panadería y Pastelería, en el marco del XX Congreso Internacional de Nutrición de Granada, el profesor Luís Serra expresó lo que todos deseábamos escuchar. «Una dieta rica en pan, sobre todo en el caso del integral, puede favorecer la disminución del peso y el Índice de Masa Corporal (IMC)».

Por su parte, Miguel Román, director del Museo del Pan, afirmó que ayudaría a desmontar ese mito de que engorda. «Esto es como todo, si te comes una barra de pan rellena de grasa lo que te engorda no es el pan».

No solo no engorda sino que las personas que comen tres o más fracciones de alimentos ricos en cereales integrales, poseen entre un 20 y un 30% menos de probabilidades de sufrir enfermedades cardiovasculares que las personas que ingieren menos cantidad.

pan-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Lee: Alimentos para mantener el cerebro activo

Por otra parte, el pan es un alimento fijo de la base de la pirámide alimenticia. En el perfil calórico de una dieta sana y nivelada, como mínimo, el 50% de las calorías totales han de proceder de los hidratos de carbono. Ampliar el consumo de pan ayuda al cumplimiento de estos objetivos nutricionales, impidiendo posibles inestabilidades en la dieta.

En relación a su competitividad para bajar de peso, Serra expuso que «el pan integral aporta una cantidad importante de fibra que contribuye a disminuir la carga glucémica. No obstante, continúa existiendo el pensamiento, entre un gran número de personas, de que el pan engorda. Esta idea induce que muchas personas compriman o inclusive eliminen este producto de su dieta».

Ventajas para la salud

Dentro de los panes preferidos para añadir a nuestra dieta y que nos ayuden a bajar de peso, el pan integral el es ideal, aunque también son recomendables:

  • Pan con salvado: Se hace con harina refinada a la que se le agregan recortes de salvado. Sigue siendo un tipo de pan blanco, pero con un mayor aporte de fibra.
  • Pan de centeno: Es más compacto que el de trigo motivado a que los cereales de centeno contienen menos gluten. Es de color oscuro, con un sabor relativamente amargo y una textura menos esponjosa. Posee menos proteínas y grasas, pero más hidratos de carbono y fibra que el de trigo.
  • Pan de maíz: Está fabricado con harina de maíz, no contiene gluten, lo cual lo convierte en la elección ideal para personas celíacas e intolerantes al gluten.
  • Pan con bajo contenido de sal: Cuenta con una cantidad minúscula de sodio.
  • Pan sin gluten: Elaborado con harinas sin gluten, como puede ser el almidón o la harina de maíz, apto para celíacos.

Siempre es importante tener en cuenta con los alimentos que tenemos duda si engordan o no, manejar el tema de las porciones.

También puedes consultar: ¿Por qué debes agregar pan en tu dieta?

Fuente: .abc

Comenta y se parte de nuestra comunidad