Con tan solo 10 minutos de ejercicio en casa, lograrás cargarte de la energía que tu cuerpo requiere. No olvides ajustar el ejercicio con una buena alimentación

Diversas personas poseen problemas a la hora de nivelar su agenda con una rutina de ejercicio. Por esta razón, hoy compartimos cómo diez minutos al día es todo lo que requerimos para conseguir una dosis de energía instantánea.

 Calentamiento

  • Gira los brazos mientras caminas en lugar durante 30 segundos.
  • Camina con las rodillas en alto mientras mueves los brazos por 30 segundos.
  • Realiza 10 levantamientos de pantorrilla con los pies a la anchura de los hombros y levántate de puntillas; conserva por un segundo, luego baja otra vez.
  • Efectúa 10 sentadillas con los pies a la anchura de los hombros y los dedos de los pies hacia delante. Recuéstate como si te fueras a sentar en una silla, sostenlo por un segundo, luego ponte de pie utilizando las caderas.
  • Haz 10 zancadas livianas. Una zancada es sencillamente un paso adelante y luego un paso atrás con una pierna. Pon las manos en las caderas, conserva la espalda erguida y da un paso exagerado hacia adelante, bajando la rodilla de atrás hacia el suelo. Mantén la zancada por 2 segundos y repítelo con la otra pierna.
  • Correr en un mismo lugar por 30 segundos.
Foto. Alejandro Córdoba

Foto. Alejandro Córdoba

Lee: ¿Se puede estar en forma sin hacer ejercicio?

Rutina

1- Camina en el mismo lugar (de la misma forma que lo hiciste durante el calentamiento).

2.- Sentadillas ligeras con los brazos alzados. Mientras te recuestas, levanta ambos brazos de forma paralela al piso y conserva la postura. Maneja la cadera como guía. Levanta tu cuerpo y baja los brazos al costado del cuerpo.

3.- Correr en el mismo lugar

4.- Sentadillas más profundas con presión en los hombros. Recuéstate con los brazos cruzados sobre el pecho. A medida que te levantas, has una flexión tradicional de hombros y eleva las manos lo más alto que puedas sobre la cabeza.

5.- Saltos. Puedes levantar los brazos a la altura de los hombros o sobre la cabeza.

6.- Una zancada dividida, es sencillamente un paso adelante con una pierna y levanta los brazos. Ubica un pie adelante del otro para hacer una estocada, los brazos a un lado, bajando la rodilla de atrás hacia el suelo. Conservando la posición, levanta los brazos y vuelve a la posición original. Repite este paso por 30 segundos.

7.- Saltar o dar pasos de lado a lado.

8- Una zancada izquierda dividida, Consiste en un paso adelante con una pierna y encoge los hombros. Ubica el pie opuesto adelante del pie que usaste en el ejercicio 6, baja las rodillas con los brazos a un lado. Mientras te levantas, conserva los pies en la misma posición y encoge ambos hombros. Repite este ejercicio por 30 segundos. Si puedes repite esta secuencia o practícala junto a un adiestramiento para los músculos isquiotibiales, continuo de unos minutos de estiramiento.

También puedes consultar: Pilates para estilizar tus piernas

Fuente: nuevamujer

Comenta y se parte de nuestra comunidad