Esta receta, publicada en el libro  La Dieta de la Clínica de Mayo, ofrece una opción saludable de almuerzo, que cuenta con las bondades del bulgur y los frutos secos

Ingredientes:

– 1 taza de bulgur crudo.

– 2 tazas de agua hirviendo.

– 2/3 taza de nueces.

– ½ taza de nueces o grosellas.

– 1 manzana mediana.

– 2 cucharaditas de cebollines picados.

– 1 manzana mediana.

– El jugo de medio limón.

– ¼ taza de aceita de oliva.

– 2 cucharas de miel.

– ½ cucharadita de comino.

– ¼ cucharadita de canela.

– Una pizca de nuez moscada.

Preparación:

1. Colocar el bulgur en un tazón para mezclar y vaciar dos tazas de agua hirviendo sobre él. Cubrir el tazón y dejar reposar por 30 minutos, o hasta que el agua se absorba.

2. Esponjar con un tenedor.

3. En un tazón para servir, combinar nueces, pasas, apio, semillas de girasol y cebollín.

4. Quitar el centro (pero sin pelar) de la manzana y cortarla en cubitos. Mezclarlos con el jugo de limón en un tazón pequeño.

5. Añadir las manzanas, junto con los ingredientes restantes, a la mezcla de nueces y pasas. Mezclar bien.

6. Añadir el bulgur.

7. Servir de inmediato o colocar en el refrigerador hasta que se utilice.

Comenta y se parte de nuestra comunidad