Diversas mujeres muestran ardor o dolor luego de las relaciones sexuales pero no es normal. Soportar dolor después del sexo muestra que algo no está bien y la mejor iniciativa es siempre asistir a una visita con el ginecólogo. A continuación definimos una serie de causas que pueden ser responsables de un dolor posterior de las relaciones sexuales.

Una lesión durante el coito

Puede originarse alguna lesión interna durante el coito e inducir dolores tras las relaciones sexuales. Se deben a la dislocación en profundidad del fondo de saco vaginal y a veces, a traumatismos mínimos en los anejos. Si el dolor remite, no hay fiebre y el estado general es bueno, posiblemente no sea nada de importancia pero una consulta y una indagación ginecológica siempre es beneficiosa.

Vaginismo y coito doloroso

El vaginismo es una enfermedad que radica en la contracción instintiva de los músculos perivaginales. Es una de las mayores causas que originan dolor después del sexo. Para calmar las molestias del vaginismo, lo más significativo es una adecuada higiene íntima. Igualmente puede indicar la presencia de cicatrices en el interior de la vagina o en el peor de los casos, un tumor.

Lee: La abstinencia sexual puede poseer beneficios

Dificultades psicológicas

Es factible que los complejos, la falta de confianza o el miedo no te dejen deleitarse cuando haces el amor con tu pareja. Esto puede producir el dolor después del sexo. En estos casos la solución es fundar una buena comunicación con la pareja. Pueden inclusive asistir con un sexólogo para que esta causa de dolor sea suprimida totalmente.

Sufrir de sequedad vaginal

El dolor durante o luego del sexo puede corresponder igualmente a la sequedad vaginal. Esta causa tiene una fácil solución manejando un buen lubricante. La dificultad de la sequedad vaginal puede inducir la aparición de ardor que puede durar horas después de haber tenido relaciones sexuales. Los lubricantes que se emplean a modo de juguete y entretenimiento sexual, no son recomendados. Los mejores son los que venden en la farmacia.

sexo

Las infecciones vaginales

Muchas infecciones vaginales producidas por bacterias o hongos pueden originar dolor durante o después del sexo. Igualmente algunas enfermedades de transmisión sexual como la infección por clamidia o por herpes. El uso de las llamadas duchas vaginales puede producir dolor durante el sexo motivado a infecciones o a una irritación originada por los agentes presentes en el líquido utilizado para las duchas vaginales.

La alergia al látex del condón

Existen mujeres que pueden ser alérgicas a ciertas espumas presentes en los condones o al látex, el material manipulado para la fabricación de preservativos. En estos casos se deben usar preservativos sin látex. Numerosos detergentes manejados para lavar la ropa igualmente logran causar una irritación o alergia en la vagina y molestias o dolor después o durante el acto sexual.

La inflamación de la uretra y el dolor al orinar

Puede surgir una sensación de ardor durante la micción que, en la mayoría de los casos, es motivada por una inflamación de la uretra, el orificio urinario cerca de la vagina. Esta condición igualmente puede ocasionar dolor vaginal después del sexo. Un tratamiento de la infección urinaria resolverá el problema.

Otras causas

Otras dificultades que pueden llevar a dolor vaginal después del sexo son los tumores pélvicos, los quistes ováricos, los miomas y la endometriosis.

Una incompatibilidad entre la vagina y el pene

Algo característico pero no tan extraño que además causa dolor después del sexo es la incompatibilidad entre la vagina y el pene de la pareja. Hay multitud de formas de penes y existen multitud de formas de paredes vaginales, puede ser que sencillamente sean incompatibles.

También puedes consultar: Bloqueos mentales que dañan tu vida sexual

Fuente: salud.ccm

Comenta y se parte de nuestra comunidad