Llega un momento en el que debemos dejar el nido, partir y hacer nuestra propia vida lejos de nuestros padres; para muchos el orden es sencilla, finalizan sus estudios y se orientan a disfrutar las cosechas profesionales en un ambiente autónomo que les permite viajar, trabajar, emprender, conocer gente, hacerse de propiedades, etc.

Esto estando solteros o con pareja pero sin hijos, con el tiempo y la energía suficiente para encaminar solo en sus necesidades, pero ¿qué pasa cuando la vida te ha llevado por otro camino y este orden se altera? ¿Qué pasa cuando ya tienes familia y por razones ajenas decides independizarte? ¿Es viable hacerlo aun con hijos?

Existen diversos casos de madres solteras, casadas o no casadas, con matrimonios fallidos o que han resuelto ser madres por su cuenta donde dada a la responsabilidad que esto representa es muy frecuente regresar en busca del apoyo familiar ¿pero es esta la única forma de salir adelante?

Como madre soltera siempre habrán ganas de conseguir independencia y te lleva a intentarlo una y otra vez, igualmente es cierto que has tenido que solicitar ayuda y es que en el trayecto vas conociendo las dificultades que soporta tener hijos puesto que no es lo mismo preocuparse solo por ti misma e invertir energía en nuestra persona que cuidar, conservar y disfrutar a más personitas.

Madres-solteras-por-eleccion

Pero es posible… Por ello a continuación te damos algunos puntos a tomar en cuenta:

Preparación profesional

Si no culminaste tus estudios o te dedicaste mucho tiempo al hogar, es factible que este no sea el instante de aventarte al ruedo sino ser un poco más inteligente y aprovechar el respaldo de la familia mientras conseguimos un ascenso académico o alcanzar una estabilidad laboral.

Lee: Comprobado. Las emociones influyen cuando quieres adelgazar

La edad de los hijos

Por más que ambicionemos hacerlo, los hijos son una parte importante al tomar estas decisiones y si bien nunca dejan de requerirnos, sí llega una edad en que son más autónomos y adaptables a los cambios, su cuidado no es tan severo y entonces sí, pueden acompañarnos en esa aventura que hemos estado planeando.

Mano derecha

Por más multipropósitos que seamos, la verdad es que siempre requeriremos de quien nos eche una mano, ya sea para movernos diariamente o para alguna emergencia, si estás apreciando la situación entonces añade este punto.

Necesidades básicas

Indudablemente tus padres te lo han cuestionado una y mil veces y si bien suene desgastante poseen algo de razón, pero no pienses en nadie más que en ti y tus pequeños; contéstate las preguntas sobre dónde vivirás, a qué distancia, si hay escuelas cerca, qué horarios cubrirás, cómo se moverán, qué hacer en caso de emergencia?

En resumen todo lo que se te pueda suceder e inclusive lo que no.

Asunto económico

Al igual que con los cuidados, hay épocas donde los hijos demandan una mayor inversión, considera esto y si tienes la solvencia económica para llevarlos, deduce qué tanto sacrificio habría que hacer y si estás lista o aún no para ello.

Vivir de forma independiente aun poseyendo hijos es posible, pero honestamente no es tan fácil como hacerlo solas, en resumen se requiere embonar los engranes precisos para que las cosas marchen bien pues ya no se trata solo de una aventura transitoria sino de un estilo de vida firme que nos dé más serenidad que dolores de cabeza.

Algunas veces la decisión debe esperar el instante adecuado para que sea por fin algo positivo y definitivo, solo tú sabrás el tiempo conveniente, pero no dejes de cuestionarte fríamente los puntos anteriores que pueden ser de gran ayuda.

También puedes consultar: Los retos cuando eres madre soltera

Fuente: imujer

Comenta y se parte de nuestra comunidad