A propósito del Día Mundial de la Enfermedad de Cushing, la médico endocrinólogo, Irene Stuling, responde algunas cuestiones básicas:

¿Qué es la Enfermedad de Cushing?

La Enfermedad de Cushing puede ser endógena o exógena, dependiendo de si existe una hipersecreción de cortisol en nuestro cuerpo o si recibimos ese exceso de cortisol, vía medicamentosa.

Cuando hablamos del Síndrome de Cushing endógeno, la enfermedad se produce porque hay un exceso de liberación de la hormona cortisol en nuestras glándulas suprarrenales, ocasionado –la gran mayoría de las veces- por algún tipo de tumor  o quiste en la hipófisis.

¿Cuántas personas son afectadas por la Enfermedad de Cushing?

Se habla de una ocurrencia de 35 a 45 personas por millón de habitantes, lo que hace que sea una enfermedad poco frecuente;  pero quien la padece sufre muchos daños en distintos órganos, si no la controla.

¿Cuáles son los signos o características de la Enfermedad de Cushing?

Es muy importante aclarar que muchas de las personas que vemos y catalogamos como obesas, pudieran tener un Síndrome de Cushing, porque los excesos de liberación de cortisol en la sangre producen en los individuos una obesidad básicamente a nivel de tronco, con adelgazamiento de brazos y piernas.

Adicionalmente, puede producir manifestaciones de aspectos de las hormonas androgénicas en el cuerpo, por ejemplo, en las mujeres eso se traduce en un exceso de vellos o acné, y en los hombres, en alopecia.

También puede producirse hipertensión, así como aumento de los niveles de glicemia y daños en los huesos que se traducen en osteoporosis.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome de Cushing?

El elemento primordial en el diagnóstico del Cushing es la cuantificación del cortisol en sangre y en orina 24 horas. En algunos países se puede medir en saliva. También hay métodos complementarios, como imágenes de la hipófisis. Pero en definitiva, los resultados más la clínica del paciente es lo que permite diagnosticar el Síndrome de Cushing y diferenciarlo de la obesidad, así como del Síndrome Metabólico.

¿Cómo se trata el Cushing?

Es importante saber cuál es el origen de la producción del exceso de cortisol, porque por ejemplo, si se debe a un tumor en las glándulas adrenales, se opera, se elimina y listo, se acaba la enfermedad. Pero si no es esa la causa, hay que averiguar dónde está el origen porque puede deberse a un tumor en pulmón, mama o en otro órgano. También hay dificultad en los casos en que los tumores están en la hipófisis y son minúsculos, lo que dificulta su remoción; o los casos en que tras la remoción del tumor quedan rastros y la enfermedad no cesa. El peor de los casos es cuando no se sabe cuál es el origen de la enfermedad porque no se encuentra algún tumor.

En el caso que no se deba a un tumor, utilizamos fármacos, tabletas que puedan disminuir la producción de cortisol y se mejora el paciente.

También hay otro tipo de medicamentos y pudiera requerirse radioterapia, pero todo ello debe ser indicado por el médico tratante.

Fuente: Irene Stuling. Endoncrinólogo. irenestuling@gmail.com

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad