Estar por mucho tiempo pegado  al celular o a la computadora origina que empieces a sentir molestias en el cuello, espalda y muñecas.

La tortícolis es el dolor en cuello y espalda; es una contracción involuntaria de los músculos del cuello y los hombros.

Marco Flores, es el director del sitio Estarenforma, quien sugiere los siguientes ejercicios para impedir la tortícolis y/o calmarla.

El especialista exhorta hacer los ejercicios en serie y descansar el mismo tiempo que se efectuó el ejercicio antes de pasar al siguiente.

  1. Acostado bocabajo, coloca los brazos junto al cuerpo, oriente la cabeza al frente y lleva los hombros hacia atrás, intentando tocar la columna con las escápulas. Conserva la posición dos segundos y vuelva al inicio. Haz tres series de ocho repeticiones.
  2. Empieza en la misma posición que el ejercicio anterior. Rota un brazo sobre sí mismo, hacia dentro, hasta donde llegue y elévela. Conserva la posición dos segundos y vuelva al inicio. Haz tres series de ocho y cambia de brazo.
  3. Bocabajo, con los brazos extendidos en V, los pulgares apuntando hacia el techo y la mirada al frente. Lleva los brazos tan atrás (hacia el techo) como puedas, manteniendo la posición inicial. Conserva la postura dos segundos.
  4. De pie o sentado, con la espalda recta, separa los brazos del tronco, rótelas hacia fuera y junte las escápulas. Baja los hombros y flexiona la cabeza llevando la oreja al hombro. Mantén diez

Lee: Los niños que hacen ejercicios desarrollan habilidades mentales

Si tu problema está en las muñecas, se trata de tendinitis; una inflamación en el tendón debido, habitualmente, a un golpe o esfuerzo excesivo.

Puedes realizar los siguientes ejercicios:

Foto: Alejandro Córdoba

Foto: Alejandro Córdoba

Estira los brazos frente a ti, abriendo los dedos. Cuenta 30 segundos y cierra tu puño. Aprieta y suelta. Repite el ejercicio al menos unas 4 veces con tus dos manos.

Pon tu mano sobre una superficie plana y empieza levantar uno a uno tus dedos. Igualmente puedes levantarlos todos de una vez. Repite este ejercicio 12 veces con cada mano.

Con tu mano sobre la misma superficie plana, junta todos tus dedos y separa solo el pulgar tanto como puedas. Sostén la posición de tu pulgar entre 30 y 60 segundos y suelta. Repite este ejercicio unas 10 o 15 veces con cada mano.

Sostén tu mano frente a ti, con los dedos extendidos y la palma hacia tu cara. Estira tu pulgar y inmediatamente muévelo al centro de tu palma hasta poder tocar la base de tu dedo meñique. Consérvelo allí ahí entre 30 y 60 segundos,  luego suelta. Repítelo al menos 4 veces con cada mano.

También puedes consultar: Motivos para hacer ejercicios  

Fuente: dineroenimagen

Comenta y se parte de nuestra comunidad