La dermatitis atópica es una enfermedad crónica inflamatoria. Se inicia más frecuente en la infancia y el paciente sufre de mucha picazón.  La dermatitis atópica pica más que la sarna y afecta la calidad de vida de la persona.

«Desde el nacimiento, los niños que presentan asma, rinitis alérgica o antecedentes familiares con estos casos, pueden padecer de dermatitis atópica; por ello, se debe orientar a los padres porque la enfermedad aparecerá en un futuro», indicó la dermatólogo Ana María Sáenz en una entrevista para A Tu Salud.

Lea también: ¿Picor o prurito? Toma nota de estos remedios

¿En qué partes del cuerpo se produce?

En los niños: rostro, pies, cuello, torso, antebrazos, tobillos, rodillas, codos.

Adultos: rostro, labios, ojos, cuello, pies.

picor-o-prurito-a-tu-salud

Tratamiento para la dermatitis atópica

Los que sufren de esta enfermedad pueden usar emolientes o humectantes, para ayudar a mejorar la barrera.

Deben tomar baños cortos, con jabones con pH neutro o pH ácido, para que la piel no se inflame. Al terminar el baño colocar crema hidrante en toda la piel para mantener la humedad del baño. Si es muy aguda se puede utilizar cremas con esteroides tópicos.

Eliminar los baños naturales: Está prohibido utilizar baños como manzanilla, yerbamora, rabo de ratón, entre otras plantas. Pueden inflamar y resecar la piel.

Lea también: Descubren las neuronas responsables del picor crónico

Otras consideraciones

Según la especialista, es importante para estos pacientes eliminar los alimentos que producen alergia como la leche de vaca, el maní, el huevo, la piña y el chocolate.

También manifestó que «la suciedad del agua hoy en día puede afectar la piel de los niños, así como alguna enfermedad asociada que provenga de un parásito», por lo cual es importante hervirla y tratar de no utilizarla cuando se ha almacenado por varios días, aunque esté tapada.

Fuente: Dermatóloga Ana María Sáenz – dermasaenz@gmail.com- 0416-6069983

Comenta y se parte de nuestra comunidad