Un artículo del New York Times, titulado “Para perder peso, comer menos es mucho más importante que ejercitarse más”, puso en el debate el tema de la importancia del ejercicio en la pérdida de peso. El artículo, se refiere a diferentes estudios que apoyan la dieta como la forma más efectiva de perder peso.

Sin embargo, queda en el aire la pregunta: ¿es necesario el ejercicio para perder peso?

La respuesta que da el New York Times en su publicación es: No.

Explican que el ejercicio no es necesario si lo que pretendemos es ver descender los números de la balanza. Con una buena alimentación se puede lograr: disminuyendo calorías, eligiendo bien los alimentos que forman parte de nuestra dieta diaria, etc.

Ahora bien, perder peso no suele ser la única meta de quienes quieren verse mejor, y ahí el ejercicio juega un rol fundamental, porque ayuda a mejorar la composición corporal, bajar el porcentaje de masa grasa y aumentar el de masa magra; y en consecuencia, logra que la persona se vea mejor.

Lea también: Ejercicios para conservar un corazón sano

¿Qué buscamos con el ejercicio físico?

La aproximación que tiene mucha gente hacia el ejercicio es la de “quemar para comer” o “comer para después quemar”. Típico pensamiento, que se estila inclusive en centros deportivos, es el de “¿cuánto tiempo tienes que correr en la cinta para poder quemar eso que te comiste?”. Esto puede ser una forma de motivar a las personas a hacer ejercicio, pero lo que verdaderamente se está logrando es transformar la comida en nuestro enemigo, cuando no lo es.

Otro de los grandes problemas con este tema es que generalmente la gente que quiere bajar de peso piensa que quema más calorías de las que en verdad está quemando mientras hace ejercicio, y además que come mucho menos de lo que en realidad come.

Debemos pensar en el ejercicio físico como una parte imprescindible de un estilo de vida sano. Con esta perspectiva no solo sería más factible hallar tiempo en nuestro día a día para ejercitarnos, sino que asumiendo una vida más sana también sería más sencillo llevar una alimentación saludable.

Lea también: Ejercicios de intensidad, el mejor remedio contra la depresión

Entonces, ¿importa el ejercicio físico?

Por supuesto que importa: por un lado, en el caso de que aspiremos perder peso, nos ayudará a quemar más calorías. Por otro, más importante aún, nos ayuda a optimizar nuestra constitución corporal, acompañado de una alimentación adecuada. Incluso nos ayuda a manejar el aspecto emocional, dándonos la oportunidad de lidiar con el mal humor y el estrés que suelen producir las dietas.

En conclusión, una mezcla de alimentación saludable y ejercicio a largo plazo, con una dieta que forje una buena adherencia y un sistema de ejercicio adaptado a nuestras necesidades, será lo que haga efectiva nuestra pérdida de peso y que no volvamos a recuperarlo. Pero es necesario un cambio global en nuestra mentalidad y en nuestro estilo de vida.

Lea también: Ejercicios que adelgazan y mejoran la salud de tu espalda

Fuente: vitonica

Comenta y se parte de nuestra comunidad