El tratamiento de la tendinitis en el hombro se basa en la aplicación de medidas antiinflamatorias (hielo y medicamentos, entre otros), reposo relativo, y tratamiento físico, como masaje o electroterapia. Joaquim Chaler, miembro de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef) expresa que, “También ejercicios de fortalecimiento de los músculos del hombro que compone el manguito rotador”, agrega que los objetivos de estos ejercicios son una mayor flexibilidad a través de estiramientos, fuerza muscular y control postural con ejercicios de trabajo de fuerza.

Por su parte, José Santos, secretario general del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid expone que existe una primera parte de calentamiento y estiramientos. “Comenzaremos con ejercicios muy suaves de calentamiento en los que realizaremos movimientos lentos y controlados del manquito rotador. Cuando terminemos, realizaremos estiramientos de la zona para activar la circulación. Esto lo debemos hacer antes y después de entrenar con el hombro”.

Recalca que es fundamental realizar bien el movimiento para impedir daños, por lo que la carga debe ser algo secundario. “Podemos seguir notando dolor o molestias en la parte del hombro. Si esto nos sucede es indispensable parar esa actividad y guardar reposo”. Con estas premisas, los especialistas comparten cuáles son los ejercicios de hombro más usados para rehabilitar una tendinitis en esta zona:

Ejercicio para calentar

El primer ejercicio se ejecuta con el cuerpo flexionado y el tronco paralelo al suelo. Se deja el brazo afectado colgando como un péndulo y se hacen círculos con suavidad. Al comienzo pequeños y luego más grandes.

Estiramientos

La palma de la mano del brazo afectado se pone sobre el hombro opuesto. Con el brazo no afectado se empuja el codo y se conserva presionado durante unos segundos hasta donde se pueda.

 Usando la esquina de una pared, se apoya el brazo sobre esta por la zona de la muñeca. El cuerpo se echa hacia delante, dejando el brazo atrás. Se conserva esta postura alrededor de seis segundos y se repite.

Ubicado entre 60 y 90 centímetros enfrente de una pared se pone la yema de los dedos sobre esta a la altura de la cabeza. La mano se va desplazando hacia arriba sin despegarse de la pared, como si los dedos estuvieran subiendo una escalera.

El dorso de la mano del brazo dolorido se posiciona tocando la espalda. Con esa mano se toma un extremo de una toalla, mientras con la otra mano, ubicada por detrás de la cabeza, se agarra el otro. Con la mano de arriba se tira suavemente de la toalla hacia arriba, haciendo que el brazo afectado suba.

Con la mano tocando la cintura por detrás y la palma dirigida hacia la espalda, trata de levantar la mano hasta donde se pueda, siempre tocando la espalda.

Lee: Ejercicios para personas con problemas cervicales

Ejercicios de fortalecimiento

Para este ejercicio es preciso una cuerda elástica fijada a una pared o espaldera. Ubicado de forma perpendicular a esa pared, con el brazo sano más cercano a ella, se toma la cuerda con el otro brazo. Formando un ángulo de 90 grados se tira de la banda elástica hacia el lado contrario a la pared.

 Perpendicular a la pared pero con el brazo afectado más cercano a ella, se tira de la banda elástica. El brazo se conserva en 90 grados y se tira hacia fuera.

rehabilitacion-tendinitis

Con una distancia prudente de una pared, se hacen una especie de flexiones.

Con la cinta elástica sujeta con cada mano, se tira de ellas atrayéndolas hacia el propio cuerpo. Los brazos han de ir paralelos al suelo y no desviarse de esta trayectoria.

Cuántas repeticiones hacer

Chaler indica que “las repeticiones y tiempo dependen de la fase de rehabilitación en que se encuentren. Para los estiramientos, por ejemplo, es necesario entre 3 y 5 repeticiones de unos 30 segundos unas 3 y 5 veces por semana. Los de fuerza requieren una prescripción más ajustada”.

También puedes consultar: Ejercicios contraindicados para la hernia discal en la zona lumbar

Fuente: dmedicina

Comenta y se parte de nuestra comunidad