Una dieta baja en fibra y el estrés son algunas de las causas fundamentales por las que una persona puede sufrir de colitis.

Este padecimiento interfiere en el funcionamiento de los intestinos pues los inflama y, si bien no tiene grandes consecuencias para la salud si se trata apropiadamente, causa grandes malestares motivado al dolor que produce en la parte baja del abdomen.

Carlos Antonio López, médico general egresado de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), reveló que la inflamación por colitis origina úlceras al interior del colon, lo cual puede generar sangrado o pus en casos severos.

“Esta enfermedad afecta a personas de todas las edades, aunque es más común en mujeres; por ello es importante detectarla a tiempo para evitar que el intestino sufra grandes daños”, dijo.

Diarrea, fiebre, pérdida de peso, gases intestinales, dolor abdominal y cólicos son algunos de los síntomas principales de este padecimiento.

Los elementos que producen colitis también está el aspecto genético –uno de los más importantes– así como el humo de tabaco y la mala higiene.

A su vez, argumentó que si bien no hay cura para la colitis, ésta logra controlarse si mejora las costumbres alimenticias y aumenta el consumo de arroz, semillas de lino, manzana y plátano, e inclusive tomando té de manzanilla.

Igualmente puede prevenirse ingiriendo el agua necesaria al día y moderando el consumo de café, cigarro, chile y refresco.

También puedes consultar: ¿Qué importa más la dieta o el ejercicio?

Fuente: ntrzacatecas

Comenta y se parte de nuestra comunidad