A continuación les compartimos un tema relacionado con una duda constante que presentan los padres de mis pacientes: el paso de la niñez a la adolescencia, cuando el ginecólogo debe suplir al pediatra, en esa etapa ¿quién es el especialista indicado para hablarles sobre sexualidad?

La respuesta decisiva es: el pediatra, especialista que tiene la misión de educar a los adolescentes acerca de la salud, higiene, contagios, protección, sexualidad, métodos anticonceptivos, y entre estos los métodos que mejor les sientan, por ejemplo, los anticonceptivos de larga duración: mensuales, trimestrales, anuales, etcétera

 El rol de los pediatras

La  Academia Americana de Pediatría (AAP), indica que la etapa adecuada para conversar sobre sexualidad y anticoncepción es la adolescencia, incluso antes si es que hubiera interrogantes al respecto; no es preciso esperar a que los adolescentes comiencen su vida sexual. En mi opinión los pediatras juegan un rol clave en la prevención de embarazos no planeados en adolescentes y el uso de métodos anticonceptivos, esto por la estrecha relación que han tenido durante varios años con los adolescentes y sus familias.

Los adolescentes comienzan su vida sexual en promedio a los 15 años, por lo que se exhorta que los pediatras aconsejen sobre el peligro de tener una relación sexual no protegida, y si es necesario, cómo comenzar a utilizar un método anticonceptivo, cuáles son los efectos secundarios y el peligro de obtener una infección de transmisión sexual.

Lee: Por qué una relación sin sexo no logra funcionar

Métodos anticonceptivos

 Los métodos anticonceptivos más manejados por los adolescentes son el condón y las pastillas anticonceptivas. La AAP reflexiona que para los adolescentes los anticonceptivos reversibles de larga duración, son más eficaces que los métodos de barrera o las píldoras anticonceptivas porque su mecanismo de acción es independiente del uso correcto y consistente de la usuaria.

Entre los diferentes métodos anticonceptivos variables de larga duración se hallan el implante subdérmico con vigencia de tres años y el dispositivo intrauterino (DIU) de cobre con vigencia de cinco años. El implante subdérmico es una varilla muy pequeña que el médico coloca debajo de la piel en el antebrazo de la usuaria, los dispositivos intrauterinos también deben ser insertados por un personal de salud capacitado intrauterinamente (dentro del útero).

La Academia Americana de Pediatría hace las siguientes recomendaciones:

  1. Los pediatras deberán orientar sobre el acceso a métodos anticonceptivos
  2. Los pediatras deberán instruir a los adolescentes sobre métodos anticonceptivos reversibles de larga duración, incluyendo el implante y los dispositivos intrauterinos.
  3. Por su vigor, seguridad y facilidad de uso los métodos reversibles de larga duración deberían de ser considerados como la opción número uno para los adolescentes.
  4. Los pediatras deberán valorar prescribir anticonceptivos o proponer la aplicación del implante o de los DIUs.
  5. Los pediatras deberán de promover el uso adecuado del condón masculino o femenino en cada relación sexual para prevenir infecciones de transmisión sexual (ITS).
  6. Los pediatras deberán conocer los disímiles métodos anticonceptivos modernos eficaces y seguros que existen.

Fundar conciencia sobre la importancia de la salud sexual y reproductiva es una tarea que envuelve tanto a pediatras como a ginecólogos, también a padres de familia, maestros y prestadores de servicios de salud.

También puedes consultar: Recomendaciones  para hablar de sexo con tus hijos

Fuente: clarin

Comenta y se parte de nuestra comunidad