A veces cuando estamos teniendo sexo ocurren accidentes. ¿Sabes cuáles son los más comunes? Sigue leyendo:

Se rompió el condón 

Es el accidente sexual más común. Si te ocurre, puedes tomar una pastilla del día siguiente. No es del todo posible que quedes embarazada pero más vale prevenir.

Le llamé por el nombre de mi ex

Este es uno de los momentos más embarazosos, y suele ocurrir cuando se ha roto hace poco tiempo o se sigue enamorado del compañero anterior. Si le llamas por el nombre de tu ex, debes disculparte con total respeto.

sexo_tantrico_1

Lea también: Momentos en los que es mejor renunciar al sexo

Se rompió la cama

Este es otro de los accidentes más usuales: Romper objetos al tener sexo apasionado. Aquí lo mejor es ser cauto y no tener nada muy valioso cerca.  También pedir disculpas y pagar lo destruido si no es un objeto personal.

Descubiertos in fraganti

Un incidente algo brusco pero que igualmente es bastante habitual es ser descubierto haciendo el amor. Si te encuentras en la oficina, en el auto o en un lugar público es factible que te descubran. Si asumes el riesgo, tendrás que asumir las consecuencias. Así que piénsalo bien.

Me dio un calambre

Soportar un calambre o un tirón muscular es otro de los infortunios que a veces terminan sucediendo. Para evitarlo, intenta no hacer posturas en las que no te sientas muy cómodo; seguro que puedes hallar una alternativa más sencilla e igual de placentera.

Lea también: 6 errores sexuales frecuentes en las mujeres

Fuente: nosotras

Comenta y se parte de nuestra comunidad