sexo
Foto referencial

La Escuela de Medicina de Harvard efectuó un estudio sobre los elementos que perturban negativamente la salud sexual de una pareja, y halló que los siguientes, son como criptonita para el sexo:

El dinero: ¿Has escuchado el dicho popular que dice que cuando el dinero sale por la puerta el amor sale por la ventana? Conforme con  esta indagación, eso es verdad. Tener dificultades económicas afecta directamente las relaciones sexuales de la pareja.

Relaciones sexuales anteriores: El balance de la pareja actual con parejas anteriores puede forjar serios conflictos en la cama. Los especialistas concuerdan en que la mejor forma de enaltecer este efecto es conservar una comunicación sexual abierta con la pareja actual.

Dificultades de autoestima: Que uno de los dos se sienta menos competente, menos capaz o menos atractivo que el otro, inhabilita la actividad sexual.

El estrés: Las variadas ocupaciones y preocupaciones de la pareja, el cansancio y la falta de relajación logran forjar inconvenientes durante las relaciones, pues muy posiblemente no posean la energía suficiente para el sexo y releguen los encuentros íntimos al final de la lista de sus actividades en común.

El miedo a fallar: La angustia por no cumplir las expectativas de la otra persona en la cama habitualmente lleva a un estado de ansiedad que afecta negativamente el desempeño sexual, fundamentalmente entre los hombres que rebasan los 40 años de edad.

La crianza de los hijos: Las diferencias en lo que los miembros de la pareja establezcan que es correcto para educar a los hijos en común, es un componente de distanciamiento en todos los sentidos, no sólo en la cama.

Una vez que han descubierto lo que está afectando su salud sexual, la “criptonita” que no les permite deleitarse del sexo, lo mejor es que lo hablen y, si lo encuentran necesario, busquen ayuda de un profesional.

También puedes consultar: Descubre cuáles son los accidentes más comunes en el sexo

Fuente: laopinion

Comenta y se parte de nuestra comunidad