No estamos acostumbrados a que sean las mujeres las que posean un gran impulso sexual e inclusive más que el hombre.

En las culturas orientales indican que esto es así por naturaleza, solo que nos lo han hecho oprimir a través del tiempo porque de lo contrario, seríamos insaciables.

Lo cierto es que haya sido o no así, hay mujeres que ciertamente tienden a cohibir su deseo sexual porque sienten que este las supera y hasta consideran que no es normal. ¿Es tu caso? Esto es lo que puedes hacer…

Expresa tus sentimientos

 Mucho o poco deseo, al final es igual porque acarrea desacuerdos en la pareja. No puedes intentar que él esté dispuesto a todas horas, pero tampoco deberías creer que eso significa que no te quiere o desee.

Es una buena idea que él sepa lo que sientes, en algún punto se sentirá complacido, pero a la vez debes solicitar que te comprenda, ya que asumir el hecho no es tan factible para ti como mujer.

Posiblemente él siempre haya sido un hombre de bajos instintos o requiere más juego para excitarse, si bien igualmente puede suceder que su bajo interés sexual se vea congruente con el estar atravesando un periodo de estrés, inquietudes, e inclusive puede ser el origen de la toma de un medicamento.

No esperes a llegar al límite

 Si no conversas con él, puede que poco a poco te apartes y entonces las cosas logran declinar. Mejor explícale cómo te hace sentir el hecho de que él no te busque con periodicidad para hacer el amor y qué es lo que piensas o se te cruza por la cabeza al respecto.

 Para diversas personas, el no conservar relaciones sexuales con su pareja, en la medida de sus necesidades, puede ser motivo de ruptura, sobre todo cuando no hay una razón válida o lógica que les lleve a percibir el porqué de la situación. Por eso, si es tu caso y pretendes a tu chico, no dejes de hablar con él antes de que acabes por cansarte y renuncies a todo o inclusive pienses en ser infiel.

También puedes consultar: Elementos que son perjudiciales para el sexo

Fuente: Imujer

Comenta y se parte de nuestra comunidad