El apogeo de las nuevas tecnologías ha hecho que estemos asiduamente conectados. Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp, entre otras. Cada día hay más redes sociales con las que nos podemos relacionar, pero eso puede producir phubbing. Este término hace referencia a la también conocida nomofobia, o dependencia del móvil. Una subordinación tan fuerte que hace que inclusive cuando estemos cercados de amigos o pareja elijamos estar con el móvil que con ellos. Y eso puede ser muy nocivo para nuestra relación de pareja.

En la actualidad, ya se están dando casos de parejas rotas motivado a la obsesión de un miembro por el móvil. Según un estudio elaborado en Estados Unidos, el phubbing arruina las relaciones. El término es una mezcla de teléfono e ignorar en inglés, y probablemente que algunos han  experimentado en su propia vida. Sea porque nos lo han hecho o nosotros mismos o has estado estado pendientes de las redes sociales mientras estabas acompañados, nadie se libra del phubbing. Ya es frecuente ver a parejas sentadas en un restaurante mirando su smartphone.

pareja-celos

El phubbing es una falta de formación hacia el otro, al igual que lo es que nos hablen y no se quiten los audífonos de  música. Hay que tener claro que debemos dejar el instante de consultar nuestras redes para más tarde, y siempre prevalecer a la pareja.

 La obsesión de muchos por los likes y los followers ha hecho subir esta práctica, que consigue terminar con una relación de pareja. Está claro que si es sólida esto no tendría por qué inquietar a ello, pero a nadie le gusta quedar con una persona y que esta esté más pendiente del móvil que de oírle.

Así que ten cuidado ya que conseguiría ser muy perjudicial en tu vida social y relación de pareja. Deja el móvil a un lado y estate atenta a los demás.

También puedes consultar:  El observar el mar reduce el estrés

Fuente: nosotras.