Las algas noruegas se han venido utilizando con fines estéticos en el tratamiento de las estrías, por ello la cosmetóloga y esteticista, Aminna Salah, nos da detalles de su aplicación y los resultados que ha podido ver en sus pacientes.

Las algas noruegas son recolectadas en las aguas frías de Noruega, son ricas en vitaminas A, B, C y D que se trasladan a la piel. Es un tratamiento bien sencillo con unos beneficios amplios.

Vienen en polvo, se disuelven en agua tibia, se exfolia en paciente y posteriormente se envuelve en las algas y una sabana plástica. Esto genera una osmosis en el cuerpo, va a tener una sudoración y se ducha.

Luego va a tener una serie de tratamiento para acelerar la circulación sanguínea y la linfática.

Si deseas saber más acerca del tema, te invitamos a ver el siguiente vídeo:

Comenta y se parte de nuestra comunidad