Los casos de sida en mujeres, han aumentado en los últimos años, principalmente en los países más pobres, por lo que se ha indagado sobre nuevos métodos que prevengan la trasmisión del virus, como es el caso del anillo vaginal, el cual fue presentado por la Asociación Internacional para los Microbicidas (IPM por sus siglas en inglés).

El anillo hecho de silicona, se introduce en la vagina para que durante un mes, libere paulatinamente un fármaco antirretroviral, lo que permite a las mujeres llevar el control de su salud, algo que casi no sucede en países en vías de desarrollo.

Zeda Rosenberg, directora ejecutiva de IPM expresó que “Aunque muchos hablan de que le fin de la epidemia está cerca, la batalla aún no ha terminado. Las mujeres siguen infectándose a niveles muy altos en África Subsahariana”.

Con este procedimiento, Rosenberg revela que se intenta atajar la epidemia en la región, donde las mujeres entre los 15 y 24 años, tienen el doble de riesgo de contraer el VIH que los hombres.

En la actualidad el anillo se halla bajos un nuevo estudio para revelar su eficacia y así, lograr la aprobación regulatoria que permita su comercialización.

El objetivo para los fabricantes es tenerlo en el mercado a finales del 2018 con un precio por debajo de los 5 dólares por unidad, informó Rosenberg.

Yvette Raphael, activista de derechos humanos de Sudáfrica, recalca que es muy significativo este método ya que  permitirá a las mujeres elegir por ellas mismas y sin el consentimiento del hombre.

También puedes consultar: ¿Debemos hidratar nuestra vagina?

Fuente: sumedico