La aparición repentina de ronchas (rojas o blancas) en la piel, llamada urticaria aguda, usualmente tiene una causa identificable o algo que la desencadena, como una picadura o mordedura de insecto, medicamentos, ciertas comidas, alérgenos o infecciones. Desaparece a las pocas semanas y, por lo general, se trata eficazmente con antihistamínicos.

Sin embargo, la urticaria crónica es diferente porque persiste por más de seis semanas. Las ronchas van y vienen sin un patrón claro, desvaneciéndose en un día o dos para luego reaparecer en una ubicación distinta pocos días después.

Cualquier persona puede desarrollar urticaria crónica, pero es más común en mujeres de mediana edad. Puede durar meses e incluso años; puede también interferir con el sueño, el trabajo u otras actividades. La picazón puede ser fuerte y estar acompañada de hinchazón dolorosa. Los signos y síntomas tienden a brotar con el calor,  el ejercicio o el estrés.

Una de las mayores fuentes de frustración en este caso es no saber qué la provoca. La verdad es que es difícil saberlo. Hasta el 90% de los casos siguen sin explicación y ningún factor externo o enfermedad contribuyente puede precisarse como la causa. Aunque puede ser asociada a enfermedades subyacentes, como una infección, un desorden autoinmune o ciertos cánceres, eso es bastante raro.
Para hacer un diagnóstico preciso, el médico deberá examinar las ronchas. Esto puede significar tener que ir al médico cuando las ronchas aparezcan. Su doctor también querrá saber cuán frecuentemente aparecen, cuánto duran, si tiene hinchazón dolorosa, si tiene otros signos y síntomas, como fiebre, pérdida de peso no intencionada, sensibilidad al frío o al calor y dolor en el abdomen, huesos o articulaciones. Si su examen físico e historia médica sugieren que puede haber un problema subyacente que la causa, su doctor puede recomendar exámenes adicionales, como análisis de sangre y pruebas cutáneas.
Si el patrón de sus síntomas coincide con urticaria crónica, su doctor querrá saber si usted ha comenzado algún medicamento nuevo, si ha viajado recientemente o ha tenido infecciones u otras enfermedades que podrían estar contribuyendo a la urticaria.
urticaria-a-tu-salud

Foto. Alejandro Córdoba

Siempre y cuando su urticaria no esté complicada por algún otro signo o síntoma y tampoco pueda explicarse por ningún cambio reciente en su vida, su doctor puede recomendar comenzar tratamiento diario con un antihistamínico de venta libre que no produzca somnolencia. En la mayoría de los casos, es posible encontrar un tratamiento efectivo.
Las pruebas sugieren que ciertos factores, tales como el calor, la ropa ajustada y los antiinflamatorios no esteroides (AINES), pueden empeorar la urticaria crónica. Trate de mantenerse fresco, evite tomar duchas calientes y use ropa suelta y cómoda. Si toma AINES regularmente para aliviar el dolor, consulte con su médico si puede cambiar a otro tipo diferente de analgésico, al menos mientras continúe con la urticaria.
La gente a menudo se pregunta si es que hay algo en su alimentación que esté causando la urticaria. Existe muy poca evidencia de que ciertos alimentos o aditivos sean los responsables de la urticaria crónica; pero tal vez usted desee mantener un diario de alimentos, junto con un registro de sus síntomas, para de esa manera detectar un patrón, si alguno existe. La mayoría de los médicos no recomienda ninguna dieta específica ni la eliminación de alimentos.
Aunque exista la posibilidad de que usted nunca sepa la causa de las ronchas, puede quedarse tranquilo porque la urticaria crónica a menudo es temporal. Los investigadores realizaron un seguimiento a más de 200 personas con urticaria crónica por un periodo de hasta 5 años y descubrieron que la mitad de la gente con urticaria crónica inexplicable estaba libre de síntomas en cuestión de un año. En la mayoría de los casos, la urticaria crónica puede ser controlada exitosamente con medicamentos y, posiblemente, unos pocos cambios en el estilo de vida.
Comenta y se parte de nuestra comunidad