«Hay algo en mi cabeza que me dice que lo haga. Es como si se tratara de un niñito que te pide cosas constantemente. Y, al final, te sientes tan cansada y el niñito se pone tan pesado que simplemente tiras la toalla», expresa Jasmine, una británica de 18 años que, al igual que miles de jóvenes, maneja con asiduidad sustancias tóxicas como el alcohol, los analgésicos y drogas ilegales, para envenenarse a sí misma.

Este no es un caso aislado; la propensión va en aumento entre los adolescentes e inquieta principalmente en Reino Unido. Indica estudio publicado en la revista médica Injury Prevention, que les sucede especialmente a las mujeres.

Jasmine, relató a la BBC que siente que pierde el control sobre si misma cada vez más; «es como si mi cerebro tuviera dos partes: una feliz y una que no lo es».

«La parte ‘mala’ ejerce presión hasta salir ganando. Sientes que estás perdiendo el control sobre ti misma cada vez más. Y entonces te autoenvenenas», expresa.

Depresión y acoso escolar

Jasmine fue diagnosticada con depresión cuando tenía 15 años y empezó a autointoxicarse cuando tenía 16. La relación con su madre fue difícil desde los 10 años y soportó acoso escolar en la escuela secundaria.

La joven afirma que el autoenvenenamiento va «mucho más allá del estrés» de su vida diaria o del problema de los exámenes. «Ocurre cada pocos meses, pero más a menudo si estoy atravesando una época fundamentalmente complicado».

La ONG Life Signs (señales de vida) refiere el autoenvenenamiento como «una conducta deliberada y no suicida que inflige daño físico en tu cuerpo y que tiene por objetivo aliviar la angustia emocional». Es una conducta deliberada y no suicida que tiene por objetivo calmar la angustia emocional.

Lea también: Adolescentes aceptan haber realizado alguna vez ciberbullying

Conforme con la organización, quienes lo ejecutan piensan que los síntomas físicos del autoenvenenamiento y otros tipos de autoagresiones, como cortarse, serán más sencillos de sobrellevar que su dolor emocional. Además, advierte que esta experiencia no calma el sufrimiento y que quienes lo hacen no tienen el propósito de terminar con su vida.

¿Qué es el autoenvenenamiento?

Es un tipo de autoagresión, regularmente inducida por ansiedad o depresión. Los especialistas expresan que hay personas que tienden a autolesionarse para tratar de hacer frente a problemas en sus vidas, y quienes se autoenvenenan sienten que ya no pueden enfrentar nada más. El que alguien se envenene de forma deliberada no siempre significa que desea terminar con su vida

Tendencia creciente

Científicos de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, examinaron todos los casos registrados en ese país desde 1992 hasta 2002 en niños y adolescentes de entre 10 y 17 años. Y hallaron que hubo un aumento del 27% de casos de autoenvenenamiento en ese periodo de 20 años.

Lee la historia completa en BBC

Lea también: 7 consejos para controlar adolescentes rebeldes

Comenta y se parte de nuestra comunidad