amigos
Foto Referencial

No es tan complicado conservar el entusiasmo y una actitud positiva en la vida, siempre y cuando sigamos el método de las cuatro A.

“La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual”. Este pensamiento de Gregorio Marañón, uno de los más reconocidos intelectuales españoles del siglo XX, nos indica que una persona se siente bien por la pasión con la que vive. Y es que llenar la existencia de nuevos proyectos, sueños y emociones, puede inclusive alargar la etapa de longevidad de los seres humanos.

La realización personal es la consecuencia de un camino que se ha plantado con flores de pasión y árboles de esperanza. Así, tener que luchar por hacer crecer nuestro negocio o por sacar adelante la familia puede hacernos felices si lo anhelamos, pues cualquier trabajo que se haga con buena vibra, cariño y con mucho compromiso pueden hacernos conseguir la plenitud.

Lea también: No reprimas las emociones de tus hijos

Emociones 1

¿Qué es el método de las cuatro A?

Según el portal web comohacerpara, el entusiasmo crece y se conserva si seguimos la regla de las cuatro A: Actitud positiva, Alegría, Aceptación de retos y Actuar según los objetivos.

Actitud positivaEmociones 1

Una actitud positiva es la base de todo. Para esto, es preciso identificar todas las conductas que nos atan a sentimientos negativos y sustituirlos por actitudes que puedan ser útiles. Por ejemplo, si sientes tristeza porque no ves a tus hijos mientras trabajas, concéntrate en todo lo que harás cuando tengas un tiempo con ellos.

Alegría

Hablemos de la alegría. No tengamos temor de sentirnos contentos o que sepan que lo estamos; de hecho, si le sonreímos a las personas veremos cómo éstas igualmente nos sonríen, estimulando un ambiente cálido que traerá más alegría a nuestros corazones y con menos estrés.

Emociones 2

Aceptar retos

Mientras tengamos nuestra mente ocupada en una meta, seremos más exitosos y más eficaces, lo que traerá más retos y más alegría.

Actuar según tus objetivos

Esto va claramente relacionado con lo anterior, y es que todo está estrechamente ligado, pues tenemos que hacer todo lo posible para conservarnos en sintonía con lo que ambicionamos.

Ten presente que ser felices puede ser tan complicado o tan fácil como deseemos. Si aplicamos el método de las cuatro A, podremos ayudarnos a hacer las cosas que queremos y sentirnos plenos con ello.

Lea también: Conductas que dañan la autoestima

Fuente: comohacerpara

Comenta y se parte de nuestra comunidad