Running-a-tu-salud

El campeón español del running Abel Antón, describe en su libro Método Abel Antón los ocho mandamientos al practicar esta disciplina:

1. Antes de seguir cualquier plan hay que tener claro cuál es la meta en la carrera, para así saber a qué ritmo se debe entrenar, y adaptar la programación a las cualidades y objetivos.
2. Se puede cambiar el orden de los días de entrenamiento en función de las posibilidades de cada uno. Hay que aprender a guiarse por las sensaciones, saber qué día se puede correr más y cuál menos, y no olvidar que los planes deben ser orientados.
running-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba

Vea también: Micro: El Running sin dolor

3. Hay que saber parar el tiempo. Si se siente muy cansado, o se tiene alguna molestia de salud, no pasará nada por perder uno o dos días de entrenamiento, incluso los corredores de élite lo hacen. Hay quien corre todos los días para mejorar más rápido, y esto es un error, pues sin descanso no hay mejora.
4. Es bueno acostumbrarse a beber agua corriendo. Se puede ensayar en los rodajes largos. La hidratación como la alimentación son aspectos fundamentales que ayudan a la recuperación en cada sesión de entrenamiento. El cuerpo es muy sabio, y si se cuida y se respeta pondrá de su parte para mantener al atleta alejado de lesiones.
5. No estrenar material el día de la competición, sobre todo zapatos y medias. Usar la ropa previamente durante varias semanas para ver cómo responde y así se evitan incomodidades o problemas de adaptación.
running-a-tu-salud
Foto. Alejandro Córdoba
6. Si la distancia escogida para poner a prueba sus aptitudes es el maratón, puede hacer una media hasta dos semanas antes, pero siempre que no se corra al 100% Si se pretende ir a tope se debe competir como mínimo las tres semanas previas.
7. Estirarse correctamente después del entrenamiento es de gran importancia, durante 10-15 minutos.
8. A menudo los corredores, en sus ansias por acumular kilómetros, olvidan asistir frecuentemente al gimnasio para trabajar abdominales y lumbares. Se tiene que hacer al menos un día de pesas a la semana, (preferiblemente dos días) siempre con poco peso y mucha repetición.
Comenta y se parte de nuestra comunidad