Los calambres o agujetas son un dolor muscular tardío que se produce luego de someter al cuerpo a extensas e intensas rutinas de ejercicio. Aunque hay la creencia de que se ocasionan por la producción de ácido láctico, algunos estudios han demostrado que puede haber otros factores como la realización inadecuada de alguna rutina.

Lea también: Algunos antioxidantes se muestran eficaces en la reducción del dolor muscular tardío

Calambres-Dolor-muscular-despues-de-ejercicio-a-tu-saludDe esta manera puedes evitar los calambres o al menos reducir la probabilidad de que aparezcan:

1. Seguir una progresión paulatina en tu entrenamiento. No cambies bruscamente de ejercicios. No aumentes excesivamente el tiempo total de la sesión ni su dificultad. Realiza una rutina dentro de tus capacidades, por esto es bueno tener un entrenador personal que te guíe.

Lea también: Evita cometer estos errores al nadar

2. Realiza un buen calentamiento y vuelta a la calma. Parece obvio, pero muchas veces nos saltamos este paso, fundamental para evitar calambres y otras lesiones musculares.

3. En casos puntuales, puedes tomar anti-inflamatorios. Si el músculo todavía duele, los antinflamatorios no esteroides pueden ayudar con el dolor. Si los calambres musculares son intensos, consulte a su doctor. Recuerda, nunca se automedique, puede ser peor el remedio que la enfermedad.

4. HidratacionEntrenar cuando no se ha ingerido suficiente líquido o cuando se tienen niveles bajos de minerales, como potasio o calcio, puede hacerlo más propenso a tener calambres. No consuma bebidas azucaradas, porque no tienen propiedades hidratantes.

Recuerda: si el dolor es muy fuerte, no desaparece a pesar de estirar el musculo y sigue apareciendo, consulta con un especialista porque puede haber una lesión en el músculo.

Fuente: Entrenar.me

Comenta y se parte de nuestra comunidad