El pediatra Leopoldo Briceño explicó para A Tu Salud que al llegar la etapa de la adolescencia, se hace más frecuente la aparición de enfermedades genitales –en especial- las de transmisión sexual.

En líneas generales, la educación sobre este tema cobra mayor importancia en este momento debido a los altos índices de contagio sexual entre los jóvenes. Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dicen que más de un millón de personas se infectan cada día de alguna enfermedad de trasmisión sexual y el 60% de ellas, es decir, unas 600.000 de esas personas, son menores de 25 años y de ellos, el 30%, es decir unos 180.000, son menores de 20 años, adolescentes.

Así que la respuesta a la frecuente pregunta de padres de adolescentes sobre si sus hijos tienen riesgo de padecer enfermedades de trasmisión sexual es que sí, siempre que sean sexualmente activos.

SEXO-ADOLESCENTES-A-TU-SALUD

Lea también: ¿Cómo prevenir el embarazo adolescente?

¿Cuáles son las más comunes?

En el caso de las niñas adolescentes:

Blenorragia: es una enfermedad de transmisión sexual causada casi exclusivamente por el gonococo Neisseria gonorrhoeae. Provoca una infección aguda del epitelio de la uretra en el varón (uretritis) y del cuello del útero en la mujer (vulvovaginitis y metritis). Produce secreciones mucopurulentas, ardor y un intenso dolor en la micción que aumenta a medida que la infección avanza.

Hongos vaginales: son muy frecuentes y aparecen, al menos, una vez en la vida en tres de cada cuatro mujeres. Suelen llegar a la vagina a través de las relaciones sexuales, pero una higiene íntima inadecuada también puede transmitir hongos.

En el caso de los niños adolescentes:

Uretritis: puede ser causada por bacterias o virus. Las mismas bacterias que causan las infecciones urinarias y algunas enfermedades de transmisión sexual (clamidia, gonorrea) pueden llevar a que se presente esta patología. Las causas virales de la uretritis incluyen el virus del herpes simple y el citomegalovirus.

Gonorrea: es una enfermedad de transmisión sexual que puede infectar a cualquier persona. Puede causar infecciones en los genitales, el recto y la garganta. Es una infección muy común, especialmente en las personas jóvenes de 15 a 24 años.

Fuente: Leopoldo Briceño, pediatra / Telf: 04143347256

Comenta y se parte de nuestra comunidad